JORNADA acerca de "Criterios de Negociación Colectiva. Situación actual"

Con algo de retraso sobre el horario previsto (cosa de las ruedas de prensa previas a los actos) abarrotan el aula (aforo completo) los delegados/as asistentes a esta jornada de información, comunicación y debate cuyo devenir se ha visto trastocado por las recientes amenazas de ajuste-recorte-agresión que desde el ejecutivo se advierten. Así que es Julián Buey, Sec. CCOO Aragón, quien toma el micrófono y abre el fuego. Y lo hace con un ataque frontal, directo y sin concesiones. "Hay que tener valor, ironiza al modo de esta Tierra,para plantear las cosas como las hace ZP, siempre basculando sobre lo más fácil, sobre lo más débil. Hay que tener valor para atacar nuevamente al sector público que hace cuatro días, como quien dice, ha firmado un convenio con una importantísisma moderación salarial".
E insiste: "Hay que tener valor, valor de gobierno cobarde, para presentar estas medidas de recorte con la vana pretensión de hacerlas populares usando para ello el estereotipo más soez, el del funcionario de Larra, el indolente, el perezoso. No hay que dar pábulo a esas deformaciones de la realidad que tan sólo buscan enfrentar a los trabajadores del sector público con los del privado. Porque eso es cobarde; y falso.
Y porque es bueno recordar que entre los funcionarios hay un 30 % de temporalidad y un altísimo porcentaje de personas que no llegan ni a mileuristas."

Y continúa Julián: "Y no menos cobarde es atacar a los pensionistas o regatear cicateramente a las personas dependientes unos meses de retroactividad; por no mencionar el recorte a las ayudas de cooperación y desarrollo a países que lo están pasando mal, recortes cuya traducción es hambre, miseria y mortalidad infantil. "
Finaliza el Secretario de CCOO Aragón definiendo las medidas de ZP como barbaridades económicas, insensibles socialmente y pro-cíclicas. En ese sentido, entiende que el sindicato ha de movilizarse ante la que nos está viniendo, ocurrencias de reforma del mercado laboral incluídas. Sus últimas palabras no dejan ligar a dudas: Si el conjunto de las Comisiones Obreras cree oportuna una movilización general, desde Aragón haremos todo cuanto esté en nuestra mano para que sea un éxito.


Ramón Górriz (Sec. Acción Sindical Confederal) es también muy directo."Esto va para largo", es su primera frase desde la cual desgrana un esbozo realista (casi pesimista) de la situación actual. Entiende que el proceso de moviliaciones será largo y complicado.
Denuncia el ataque continuado desde los MMCC al mundo sindical y reclama a los sindicalistas orgullo y dignidad; denuncia los intentos liquidacionistas de aquellos a los que el sindicalismo de clase estorba; afirma que hoy, más que ayer, estamos más cerca de la convocatoria de una Huelga General; recomienda discernir con claridad quienes están a nuestro lado y quienes no son sino los sindicalistas de la salmodia; y, finalmente, define al sindicato como el rompeolas de todas estas agresiones que al mundo del trabajo se le están propinando desde diferentes ámbitos.

Que falta política redistributiva; que falta política fiscal, energética e industrial... Que los avances, que el sindicalismo, que la democracia en definitiva, se ejercen y se defienden; en caso contrario, decaen.
Y continúa Ramón:"La causa principal del déficit es la caída de ingresos. ¿Por qué no se recupera el impuesto de patrimonio? ¿O el de sucesiones? ¿Que pasa con las SICAPS? ¿Y con los tramos de IRPF del 43 al 50?.
Sólo conocemos la superficialidad del ajuste; mucho nos tememos que se están planteando ya recortes profundos en subsidios de desempleo y ventas de empresas públicas."

Y, mencionando la reforma laboral, advierte que los puntos de desacuerdo siguen siendo el contrato con 33 días de indemninación por despido, las bonificaciones y la rebaja de aportaciones empresariales a la S.S. Concluye Ramón su primera intervención:
" - El gobierno está huido.
- La Negociación colectiva está contaminada, con patronales que reculan de acuerdos ya tomados.
- No hay legitimidad patronal para negociar, por falta de interlocutor válido. "

Es un buen momento para la pausa del café, acompañado del refrán chino con el que el orador nos obsequia:Para salir de un pozo, lo primero que hay que hacer es dejar de cavar.


Tras el descanso, es Manuel Pina, el homólogo de Ramón en Aragón, quien nos pondrá en antecedentes acerca de cómo han ido las cosas en el pasado 2009 y cómo pintan este año. Parece que no muy bien.
- ERES: 964 el año pasado, cuando lo habitual son 67 por año;y este año, hasta abril, ya llevamos 304, lo cual implica unos 900 este año.
- SAMA: 1162 arbitrajes colectivos el años pasado; un tercio de ellos por interpretaciones diferentes acerca del IPC. Arbitrajes privados 7.200, de los cuales unos 5.000 referentes a despidos.
- Negociación Colectiva: 201 convenios firmados el años anterior y 155 revisados, fundamentalmente tablas salariales. Se han caído, eso sí, las cláusulas que hacían referencia a conversiones de contratos temporales en fijos, volumen de temporalidad en la empresa, etc...; en cuestión de jornadas, no hay cambios apreciables.
- El 93% de convenios lleva la firma de CCOO, lo cual resalta nuestra potencialidad.



Nuevamente será Ramón Górriz quien tome la palabra para, remitiéndose al título de la jornada, enumere una serie de criterios a tener en cuenta de cara a la negociación colectiva. Y comienza con ello.
1.- Debemos creernos lo que hacemos; somos el sindicato. Y , como tal, uno de nuestros primeros objetivos es conseguir el control y equilibrio de la inflación. No caer jamás en prácticas deleznables tales como cláusulas deflacionistas. Por contra, es imprescindible incluír en las negociaciones las de revisión salarial.
2.- El sindicato, y sus gentes, deben hacer cumplir lo que se pacta.
3.- El tiempo nos perjudica. NUNCA debemos plantearnos que ya escampará. vamos muy retrasados tanto en negociación de convenios nuevos como en revisiones. Y todo ello se traduce en haberes perdidos, en derechos retenidos mediante tácticas dilatorias ...
4.- Conocimiento exacto y profundo de cada puesto y centro de trabajo. Para articular, desde el mismo, una estrategia salarial acorde y realista.
5.- En concordancia con el punto anterior, luchar por la limitación de los beneficios empresariales y la reinversión en las empresas. Debemos conocer márgenes, mercados, clientes, etc ...
6.- Debemos conseguir que las comisiones paritarias sean activas gestoras del convenio y no unos órganos puramente de trámite.
7.- Hay que combatir la cultura empresarial del despido al menor problema que surge. Hay que abogar por expedientes de reducción de jornada y no por el despido fácil, se disfrace de ERE que termina en extinción o de lo que sea.
8.- Los comités de empresa deben perder espíritu corporativo y asumir su esencia. Parte de la misma es el ejercicio de los derechos sindicales como herramienta para gobernar la flexibilidad en la empresa, contrataciones, etc ...