.

A mi compañero y amigo, Juan Manuel S.F., debo dedicarle esta entrada en la web.
Por los años de militancia compartidos en ese Hernani que se despertaba rojo, negro, rojinegro y combativo tras décadas de silencio vergonzoso. Por las tardes lluviosas de activismos conjuntos. Por el Durru, el Viejo, el Rafa, Joaquín y tantos otros. Por la CNT, la CNT-e y la CGT. Por el congreso de Vitoria donde conocimos a Abraham Guillén.Por el local del Bº Florida. Por nuestros compañeros, los Pagaza. Por Orbegozo y lo que nos salpicó. Por el aviso que te permitió pasar la muga. Por la boda en París con tu primera mujer. Por las broncas con los "baturros" vascos. Por tu exilio en México. Por aparecer en mi vida, diez años más tarde, con dos divorcios , tres hijos y un acento indiano explicable. Por tu parecido con Félix Carrasquer. Por ser una de mis referencias vitales de los 15 a los 35 años. Y porque sé que, aunque la vida nos ha empujado por caminos distintos, tiempos y espacios nos unen.


"El anarquismo desapareció con la dictadura de Franco, vencido, perseguido y engullido por la modernización de la sociedad española"
(Díptico Congreso Tierra y Libertad. Cien años de anarquismo en España)

Mal empezamos, me temo. Es lo primero que pensé cuando llegó a mis manos el díptico, de altísima calidad de impresión y multisubvencionado institucionalmente, anunciador del congreso. Mal empezamos porque es muy aventurado certificar la muerte de una corriente de pensamiento que mantiene activo su principal instrumento sindical y político, el anarcosindicalismo, con dos organizaciones paralelas, la CGT y la CNT, que ojalá alguna vez den mayor peso a lo que les une que a las divergencias de los últimos años setenta del siglo pasado. Porque pretender que el anarquismo muere cuando se moderniza la sociedad es dar nulo valor a las ideas anarquistas que han configurado la actual modernidad en parámetros de ideología libertaria tales como la igualdad entre sexos, la asistencia universal a las necesidades humanas, la cultura como elemento emancipador y otras tantas.
Mal empezamos. Veremos como sigue esto.
Como siempre, en orden cronológico inverso.


.


Para ver imágenes de los actos, pulsa AQUí





21.10.2010.- ¡Curioso! Para ser este congreso un cúmulo de iconoclastas esfuerzos por romper mitos, de espíritus críticos que no se conforman con superficialidades y otros tantos méritos, tan anarquistas por otra parte, no puede haberse elegido una película más cargada de estereotipos, leyendas urbanas y frases hechas como es "Libertarias", de Vicente Aranda, para centrar esta última jornada.
Tarde de tópicos y boutades la de este jueves en la que lo único auténtico parece ser la bandera de la CNT-FAI-AIT que los anarcosindicalistas oscenses colocan junto a la tarima como muda protesta por las razones ya relatadas en este artículo. Anarcosindicalistas que han protestado, dolidos por el ostracismo al que se les somete desde la organización de este congreso, pero anarcosindicalistas que en ningún momento han tratado de reventar las jornadas. Gentes que , sin pregonarse librepensadores o fomentadores de espíritus críticos, han sabido encajar las acusaciones que desde el mundo académico se ha hecho al movimiento anarquista; acusaciones ciertas pero que, sin el necesario tamiz de la contextualización de los hechos tanto en el momento histórico como en el pensamiento de la época, semejan una larga lista de monstruosidades sin objetivo alguno.

El caso es que Aranda, recién llegado de Brasil, se convierte en la atracción de la tarde. Comienza confesando que nació en un barrio de ambiente anarco (es la expresión que utiliza repetidamente) y que está convencido que todos estaban locos, aunque ese estado mental quedaba, al menos es parte, redimido por la generosidad de dar la vida a cambio de nada en pos de un ideal de liberación.
Comenta que su padre, tan anarquista, no toleraba , sin embargo, el maquillaje o los tacones en sus hijas y que éstas debían cambiarse a escondidas al salir o regresar a casa. También insinúa que ser anarquista y espiritista era algo perfectamente normal. De hecho comenta que él mismo ,huérfano, vió a una vecina en trance en la peluquería familiar y hablando con la voz de su padre. De hecho, afirma que los anarquistas son los nuevos cristianos y que por ello hubo quien cambió el evangelio por la biblia anarquista y que no había mucha diferencia entre un convento y una comunidad (como dice una y otra vez sin molestarse siquiera en concordar género) anarco.
No acaban aquí las "boutades" del invitado. "Si una película mía funciona y gusta al público es que me he equivocado en algo", afirma este octogenario enfant terrible."Me parece repugnante acudir al sentimentalismo del cine norteamericano para, obscenamente , sacar un euro más al público; un público que no tiene la cultura adecuada para entender mi cine", afirma el director de "Canciones de amor en Lolita´s Club" , el mismo que nos repite insistentemente que hace una película cada dos años.

Afirma que la crítica no le interesa; al menos su contenido. Sí su área puesto que la trata en función de los palmos de de texto impreso que ocupa. Eso sí, se muestra dolido de que se tratara mejor "Tierra y Libertad" de Ken Loach que sus "Libertarias"; y aprovecha para manifestar su desagrado ante esa peliculita del abuelito muerto que ...
Recula en parte (hasta el boutadismo tiene límites) cuando reconoce que la escena de violación y muerte de la libertaria a manos de los moros es otro topicazo más, pero que los caballeros blancos fascistas, aunque lo permitían, no hacían esas cosas directamente. Por cierto, también nos recordará que la mierda flota. Y que él paga sus impuestos, que es lo que tenemos que hacer todos para mejorar el mundo.

Pero eso no es todo.En el debate subsiguiente toma la palabra Raúl Mateo Otal que agradece a Julián Casanova que haya organizado, a pesar de todo, un congreso donde se habla de anarquismo. Menciona que este es el centenario de la CNT y del oportunismo de la fecha elegida para el montaje de "Amarga Memoria" y aprovecha para hablar del suceso de La Perdiguera y mencionar a Antonio Giménez y su libro, objeto de culto para los denomidas Gimenólogos.
Al terminar, Aranda hace amago de contestar. Casanova se lo impide imperativamente: "Tú no contestas y yo tampoco". Este historiador que se ha jactado ante este mismo público de rebatir opiniones mostrando documentos, no parece tener nada que mostrar excepto desdén.
Sin duda esta última ha sido la mayor boutade de la tarde.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -




20.10.2010.- Esta tarde es José Mª Azpíroz el encargado de abrir la sesión congresual.
Presenta al orador, el omipresente Julián Casanova, al que retrata en tres pinceladas.
Pincelada 1.- Gran difusor del conocimiento histórico.
Pincelada 2.- Renovador del proceso de la transmisión de la historia.
Pincelada 3.- Gran conocedor de la Historia del anarquismo y anarcosindicalismo.

Julián Casanova comienza su ponencia afirmando que no corren buenos tiempos para las biografías de los líderes obreros; de hecho, el centro de la biografía histírica está ocupado por reyes, príncipes y princesas. Existe un desprecio absoluto del mundo editorial hacia la historia social que ha drivado en una mera apología del poder.
Afirma que el método de indagación de la biografía política no vale para anarquistas;éstos no hacen discursos parlamentarios o no suelen tener correspondencia. En suma, que el método para escribir acerca de Azaña no vale para referirse a Durruti. Por otra parte, una biografía debe ir de la cuna a la tumba y, en el caso de estos líderes obreros se cae en la hagiografía fácil, así como en dotarlos de una especie de aureola de santidad que identifica su ascensión dentro de las jerarquías de poder como algo natural, como si en ese mundo no existieran las zancadillas. Aclaradas estas dificultades, clasifica Casanova tres diferentes concepciones de anarquismo:

1.- Anarcoindividualistas, partidarios de la libertad individual por encima de cualquier otra cosa. Los ejemplifica en Federico Urales, padre de Federica Montseny. Personajes relacionados con el periodismo, la bohemia, publicitarios y propagandistas. Gentes de existencia imposible en un entorno marxista; absolutamente contrarios a cualquier cosa que huela a disciplina.
Apologétas del EGO, partidarios del sacrificio personal como forma de purificación."Matar al Tirano es un servicio a la humanidad y representa el cúlmen de la heroicidad personal" y "Paz al individuo; guerra a als instituciones", como consignas. Cercanos al nudismo, esperantismo, ecologismos varios ...

2.- Partidarios de primar la libertad comunitaria por encima de la individual. Personajes históricos tales como Salvador Seguí, Ángel Pestaña o Joan Peiró. Esta es la gente, a juicio del orador, que permitió que la CNT alcanzara el millón de afiliados; personas que entendían el trabajo como un principio ético, como una fuerza liberadora. Fuertemente críticos con el parásito burgués y al vago callejero. Adoradores de las callosidades en las manos.
Personas que se apartarán, a tiempo parcial, de la CNT. Que llegarán a fundar partidos políticos o, incluso, corrientes dentro de la CNT. Gentes alejadas del purismo anarquistas que encuentran en el anarcosindicalismo y en el mundo del trabajo su entorno natural.

3.- Los hombres de acción, los partidarios de la gimnasia revolucionaria: Durruti, Ascaso, García Oliver... Gentes sin oficio conocido ni cnocen la disciplina del trabajo. Personajes históricos caracterizados por la prisa revolucionaria y partidarios de quitarse al enemigo de encima como sea y cuanto antes.
Afirma Casanova que la pujanza de la CNT se debió a una conjunción de estas tres maneras de entender el anarquismo.Y aquí acaba la ponencia.

El debate será un diálogo de besugos. A preguntas dispares contesta el orador con una sucesión de declaraciones de principios acerca de la honestidad intelectual de los historiadores ("que somos pocos y nos conocemos todos", dice), ataques a otros escritores (personalizados en César Vidal) , declaraciones de superioridad de conocimiento con respecto a alguno de los intervinientes ("Vd. opina; yo presento decenas de documentos", espeta) y otras muchas muestras de incomodidad y disgusto.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


19.10.2010
A las puertas de la DPH un grupo de personas con pegatinas de CNT reparte un escrito en el cual acusa al Comité científico del Congreso y su director de dar pié al PSOE para quedarse con los restos del Patrimonio Histórico y Documental, dada la defunción del anarquismo que certifican. También acusan de falta de ética a los organizadores al no invitar, ni siquiera de forma testimonial, a personas aún vivas y que constituyen parte de la historia del anarquismo en Huesca. Dicen: "Hemos asistido a Congresos de las Brigadas Internacionales donde hemos conocido a los brigadistas, a Congresos sobre el exilio donde hemos visto a los exiliados y ahora a un Congreso del anarquismo sin anarquistas; esos apestados del pasado siglo XX, al parecer."
Tampoco gusta a la CNT la exposición "Cien años de anarquismo", a la que califican de basura malintencionada, tendenciosa y con errores de bulto de intencionalidad dudosa. La acusan de caer en tópicos , de dar mayor peso a la espectacularidad pistolerista y no centrarse en ejes ideológicos tales como la ayuda mutua, la igualdad y los conceptos liberadores del ser humano. Dicen que prima la violencia y el culto a los mitos. Finaliza el escrito (firmado, con dirección, teléfono, P.O. Box y e-mail) reivindicando el CeNTenario de la CNT.

De nuevo, estoy dentro. Como ayer, éxito de público. Eso sí, antes de entrar me dirijo nuevamente hacia las tres azafatas (eficientes, cordiales, solucionadoras de problemas, atentas al más pequeño detalle, proporcionadoras de sillas, portadoras del micrófono, acomodadoras si es preciso...) para hacerles una pregunta que me ronda desde ayer. Quiero saber si su look (van vestidas con traje pantalón negro y pañuelo de cuello rojo) es el habitual o la conjunción de colores obedece al tema del Congreso; me responden que es su traje normal, si bien el color del pañuelo de cuello suele variar y que no hay coincidencia entre el tema congresual y los colores que portan. Creedme que agradezco su aclaración.

Mary Nash (Cat. Historia. Universidad BCN) inicia una interesantísima intervención en la que denuncia la misoginia inicial del movimiento anarquista cuando declara, por ejemplo, que la mujer tiene una misión higiénica y moral en el marco de la familia. Incluso se plantea el sacar a las mujeres de las fábricas y talleres para relegarlas al ámbito doméstico. Este periodo, al menos, durará hasta 1872 (Congreso de Zaragoza)
Mencionará la conferenciante a diferentes libertarias relatando algunas aportaciones específicas de las mismas. Teresa Claramunt, la que plantea la especificidad de la opresión hacia las mujeres, a las que clasifica de esclavas de los esclavos; Lola Iturbe que acuña el término "liberación femenina" y denuncia las contradicciones de comportamiento entre ámbito privado y público;Lucía Sánchez, Amparo Poch y Mercedes, cofundadoras de Mujeres Libres; Suceso Portales que emplea el término "Civilización Masculina".

Y especial atención merece a la oradora Federica Montseny, icono de mujer fuerte, liberada y concienciada quien, sin embargo manifestaba un inicial concepto desfavorable de la mujer española a la que calificaba, entre otras lindezas, de esclava y esclavizadora. Se desmarca Federica de cualquier iniciativa feminista a las que tacha de burguesas, carentes de ética y conciencia revolucionaria.
Entiende Montseny que las relaciones entre compañeros y compañeras, alcanzada la revolución libertaria serán más igualitarias y libres al surgir ,en ese contexto, la nueva mujer. ¡¡Feminismo jamás; humanismo siempre!!, es la consigna que resume su postura al respecto.
Mary Nash termina definiendo a la libertaria como una elitista, lejana a la mujer trabajadora de la época e incapaz de hacer propuestas o habilitar herramientas para la liberación femenina.
Terminará Mary Nash denunciando que el movimiento libertario jamás tomó en serio Mujeres Libres. Y, posteriormente, reconocerá que , en entrevistas posteriores a las protagonistas de la época, ellas mismas negaron trato discriminatorio. Y sentencia: "A pesar de las reticencias de las libertarias, el anarcofeminismo las define"



Walter L. Bernecker, por su parte, se centrará en lo que califica como uno de los experientos más interesantes y controvertidos de la GCE: Las colectivizaciones de la Tierra en Aragón.
Comienza por enmarcar las experiencias colectivistas en el paso de las columnas milicianas de la CNT y POUM que llegan desde Cataluña con el objetivo de recuperar la honra perdida al caer las capitales aragonesas (de fuerte raíz anarcosindicalista) en manos rebeldes. En ese sentido, explica que la desaparición del poder municipal y la atomización del campo aragonés en comunidades agrícolas prácticamente autónomas permitieron asambleas y comités que decretaban el nuevo sistema económico con oposición esporádica de fácil represión. Menciona un primer periodo, al paso de las milicias, de arbitrariedades y requisas indiscriminadas.
Habla de las controversias surgidas acerca de pequeños propietarios y el respeto a sus bienes. Menciona de 275 a 425 colectividades y unos 300.000 colectivistas. Relata la disolución de muchas de ellas,manu militari, por Enrique Líster achacándolo a la incapacidad de permitir el PCE que sus rivales políticos dieran forma real a su idea. Y relata también la falta de reacción de la CNT.
Finalmente expone la incapacidad existente, habida cuenta de la falta de datos contables de la época, para hablar con certeza de la viabilidad económica del modelo colectivista.



- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


18.10.2010
Diez minutos antes de las siete, hora prevista para la inauguración institucional, me acerco a la DPH.
Allí se encuentra Mon, el Secretario de CNT Huesca, quien, junto a otros dos compañeros vende y ojea, a partes iguales, el Solidaridad Obrera.No parecen nada contentos; me lo explica Mon:"Entendemos, en función del programa que hemos visto, que hay una intencionada ocultación de las siglas CNT; tampoco nos parece coherente hacer un congreso de este tipo sin dar la palabra a los anarquistas y aún nos gusta menos que certifiquen nuestra muerte social, como se dice en el díptico del congreso."

Entro. Se prevé afluencia alta de público, a juzgar por las sillas y la pantalla fuera del salón de actos.
Venta de libros y mesa de inscripciones.En breve, el inicio del acto institucional.
Toman la palabra las diputadas de cultura de la DPH y DPZ ante unas iniciales 83 personas (alcanzarán el doble al final de la sesión de hoy) y unas dos primeras filas de asientos reservados. Ambas con palabras de bienvenida a los aistentes.Tras ellas habla Julián Casanova que se enorgullece de que unas instituciones aragonesas se hayan mostrado interesadas por este proyecto y se hayan ocupado seriamente en ello. Confesará también su sintonía con las mismas de muy buena gana.
Por su parte, Mariví Broto se alegra de la juventud del público y de lo bien que se ha hecho este proyecto. Agradece a Casanova su capacidad no sólo de trabajo sino también de liderar investigadores e historiadores y no se olvida de mencionar cómo esta ideología ha calado en el mundo educativo.



El plato fuerte de hoy se llama José Álvarez Junco, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Complutense, presentado por Casanova como "un intelectual que, como tal, rompe y deshace mitos".
Comienza el orador reconociendo la ignorancia habida acerca el tema del anarquismo; se pone él mismo como ejemplo cuando afirma que, tras licenciarse en dos carreras, derecho y políticas, es leyendo en Inglaterra el libro "El laberinto Español", de Gerald Brenan, cuando se entera de que hay algo llamado anarquismo.
Continúa definiendo el movimiento obrero español como débil y tardío, mimético (sobre todo del francés), radicalizado ( a pesar de que en un inicio no lo era; de hecho indica la distancia de la AIT con las "algaradas" burguesas) y persistente en espacios geográficos muy delimitados, Barcelona y Andalucía principalmente. Indica que el anarquismo no tiene un pensador único y que existe una multiplicidad de maneras de entenderlo.Se nutre su corpus doctrinal,según el orador, de una mezcla de Ilustración y Racionalismo (armonía natural y racional de las cosas, concepto de bondad natural intrínseca del ser humano), liberalismo romántico (grandes palabras, grandes conceptos y grandilocuencia en la forma de expresarlos; cita anécdota de anarquista exiliado en México y su respuesta ante la imposibilidad de publicar un libro en España, citando a Víctor Hugo), moral cristiano-comunitaria y socialismo utópico, buscador del hombre que se realiza en el trabajo y la vida siendo una especie de manitas, válido para todo.
Llegados a este punto, califica al anarquismo como corriente de pensamiento ingénua, inmovilista cuando no claramente reaccionaria y , casi, heredera del darwinismo social. Y, puestos a ello, menciona (estableciendo un paralelismo) a Libertarians, grupos de extrema derecha norteamericana caracterizados, dice , por su oposición a que el Estado se meta en sus cosas, sin indicar sus otras "cualidades" como tradicionalistas, no partidarios del control de armas, ultrareligiosos de unas creencias a medida y racistas orgullosos de serlo, cuestiones que harían impensable la comparación.
Eso sí, coloca en el haber libertario la que califica como "intuición genial" de Bakunin cuando se opone a la dictadura del proletariado, aunque sea transitoria, y la califica de perversa porque se hace en nombre de la libertad. Indicará que no son capaces de dar una propuesta positiva a ello, que todo se deja al espontaneismo.




Menciona, como características originales de esta corriente de pensamiento, el antipoliticismo negador del gradualismo en la conquista social,el espontaneísmo negador de cualquier dirigismo (al menos formal; aquí recuerda a la FAI y las relaciones muchas veces complicadas con la CNT) y, al menos en un inicio, la resistencia a la organización. Tras ello indica las, a su juicio, debilidades y/o contradicciones de esta corriente de pensamiento:
1.- Tensión entre individualismo y comunitarismo. Del concepto "soy libre de hacer lo que quiera" a la abnegación del sacrificio por el grupo. Menciona a Kropotkin y su obra "La ayuda mutua", donde compara las sociedades humanas con los hormigueros
2.- La fé en el progreso entra en crisis por sus efectos contra el medio ambiente
3.- El mercado. Se dice no a la propiedad privada, pero también no a la planificación, lo cual eleva al mercado a la categoría de árbitro, casi en un papel idéntico al que le otorgan ls filosofía neoliberal.
4.- La violencia, la coacción, el terrorismo anarquista como lo define el autor. Afirma que si el ser humano es bueno, no existe razón para que se le coaccione. Y, sin embargo, el anarquismo está unido, históricamente, a los grandes atentados del siglo pasado.No crearon una teoría del poder y, cuando tuvieron que ejercerlo, España 36/37, lo hicieron de forma despótica.

Puestos a explicar la pujanza anarquista en España, duda el orador que los factores socioeconómicos fueran los más importantes o que, al menos, bastaran para explicarla en su totalidad. Cree más en factores políticos, en un Estado tiránico y débil, pero brutal en su represión del disidente. Y, sobre todo, incapaz de prestar servicios lo cual, a oos de un, sobre todo campesinado, hacía inútil su existencia y deseable su desaparición.Incide también en factores culturales y achaca al catolicismo de la época influencia decisiva en su génesis y praxis; habla del redentorismo anarquista, de la inmediatez de la revolución, de los autos de fé laicos (quema de iglesias) y de la sustitución de clérigos por anarquistas puritanos.
Y, para finalizar, certifica el fin del anarquismo (posteriormente deberá, a preguntas del público, explicar que lo hace "como movimiento de masas") como consecuencia de la laicidad de la sociedad y en la modernización de la misma.

En la sala, división de opiniones. En el debate, posturas defensivas de los ocupantes del escenario y enroques autojustificativos de actitudes propias basadas en la disgregación en diferentes organizaciones del anarcosindicalismo.
En suma, nada que no haya oído antes; eso sí, esta vez avalado por una cátedra de historia y unas instituciones que parecen confundir lepidópteros con libertarios. Lo cierto es que, puestos a jugar a escandalizar a la parte anarquista del auditorio, tenía más gracia Fernando Arrabal cuando, tras serle entregado el premio Nadal por su obra "La torre herida por el rayo", adquiere un cierto protagonismo mediático cuyo cúlmen es la borrachera de Chinchón en el prograna de Dragó. Pues bien, tenía más gracia cuando, en el proceso de promoción de su novela, daba conferencias ante un auditorio libertario (cosas de su autodefinición personal) y aseguraba que la Vírgen se le apareció en sueños conminándole a escribir . Eso sí, el orador de hoy ha sido más elegante en el debate, ya que no acusa ni de pertenecer a la CIA ni de albergar deseos eróticos ocultos para su catedrática persona a quienes discrepan de su intervención. Razonamientos con los que Arrabal cortaba cualquier atisbo de disidencia.
Ni ruptura de mitos, ni despedazamiento de esquemas mentales, me temo. Tan sólo la pura repetición de ideas mil veces escuchadas; tan sólo el atisbo de una crítica superficial; tan solo la vacuidad del iconoclasta conceptual. El anarquismo como atracción principal de la feria de los horrores, comercializado, trivializado y anatemizado desde un púlpito laico. Nada nuevo.
Por favor, que en el cancionero que se pone a la venta hoy (y que acabaré comprando, claro...) no aparezca Ana Belén y su versión progre-jazz de "a las barricadas".




- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


Días previos al 18.10.2010
Se me inunda el buzón de decenas de e-mails refiriendo cuestiones acerca de Tierra y Libertad. El común denominador de la mayoría, el enfado por la certificación de cadáveres de organizaciones sindicales, movimientos de diferentes sensibilidades y personas a título indvidual que se definen como anarquistas ,o libertarios en un sentdido más amplio. También quejas acerca de la no inclusión, en el programa de personas vivas de referencias libertarias. Igualmente se me indican omisiones de intencionalidad dudosa. Hay quien rebate un artículo publicado en EL PAíS por el Director Científico del Congreso, Julián Casanova.
NOTA para MÍ: Contactar con alguna de estas voces contrarias al Congreso para, una vez finalizado éste, relatar sus impresiones.