Otros artículos en esta web relacionados con REPLEGA:
a.-05.09.2009: Monzón: REPLEGA 2009
b.-06.09.2008: Monzón: REPLEGA 2008


Monzón: REPLEGA 2010.

Para ver fotos de esta edición, pulsa AQUí
Aviso: Si alguna persona fotografiada no desea estar en la colección expuesta, que me lo haga saber para retirar la foto (caso de primer plano) o pixelarle la cara (caso de fotografía grupal).






04.09.2010.- Un paseo por Replega 2010.
La llegada a la nave de la azucarera, lugar donde se celebra este encuentro anual, se encuentra en esta ocasión flanqueada por una decena larga de pequeños stands. Se trata de la VI Feria del Remate Final que, a lo largo de toda la calle, oferta mercancías diversas. Mercancías que, habitualmente, no son de mi interés. Pero esta vez llama mi atención un puesto que presenta decenas de objetos; lo curioso es que ninguno es igual a otro. Así que pregunto.

Se trata de "El Taller de Ana" y es la propia Ana quien me explica la filosofía del mismo, sus actividades y devenir.
El taller de Ana consigue de un objeto standarizado (de hecho me pone el ejemplo de un espejo de una conocida cadena sueca) convertirlo en un objeto único, irrepetible... Ella o bien lo hace o bien, otra de sus actividades, enseña a hacerlo. Y con resultados espectaculares, como puede apreciarse en alguna de las fotos de la galería.
Me intereso por todo: lugar donde se ubica el taller creativo, precio de clases, edades del alumnado... Y a todo responde Ana, con una cortesía infinita. Pero mejor visitarla, bien sea virtualmente ( www.tallerdeana.com) o bien sea en la calle Muret 22, bajo, en Monzón. El teléfono del taller es 679 064 367

Un centenar de metros más adelante, tras bordear stands que me invitan a una partidita de paintball en casa, a adquirir a precio de saldo prendas de vestir y a otras cosas más, me detengo a charlar un ratito con Mª Ángeles, promotora de la tarjeta de fidelización de clientes del comercio de Monzón. A pesar del calor, que ya empieza a notarse, aguanta Mª Ángeles a pié firme mis preguntas acerca del producto que ofrece; cerca suyo, otras compañeras hacen la misma labor ganándose el interés de los paseantes mañaneros.


. . .


Para hacerse con prontitud al ambiente del evento, aconsejo entrar por la zona de la carpa donde decenas de coleccionistas se sitúan y abren sus maletas y cajas llenas de tesoros; hacen el cambalache, delicioso trueque donde lo que importa es emoción contenida ante la posible captura del objeto preciado, el ratito de charla con el otro, el relato de anécdotas y el tiempo maravillosamente perdido/ganado entre miradas escrutadoras a los muestrarios de chapas y sobeteos a los álbumes de cromos.

Nada más comenzar la vuelta inicial de reconocimiento, veo a los mungiatarras de "Bitxikiak" , los amigos vizcainos de asociación siempre activa que, como desde hace muchos años, ocupan su lugar en la carpa junto al muestrario de colecciones diversa con las que acostumbran a interesar al personal. Su chiste, siempre bien recibido, lo oiré en varias ocasiones y en diferentes bocas en el día de hoy: "Bilbao es un barrio en las afueras de Mungía"

Casi al lado, Salvador comenta pormenores de grupo filatélico "Joaquin Costa" , de Monzón. Y, apenas a unos metros, Jordi Goñi de "El Troc" (grupo puntal en la organización y realización de este evento desde su inicio) me muestra una colección insólita: Globos aerostáticos; eso sí, no los colecciona en formato real, sino como fotografías publicitarias. No es lo único que atesora: chapas de cava, puntos de lectura y postales son objetos que aprecia igualmente.También me indica que El Troc funciona en red, donde todos ayudan a todos en la realización de sus colecciones.

Joaquín, coleccionista de chapas de Ballobar, me muestra la utilidad de la lupa que usa Marta (martamarta) de Poble Sec. Con el pequeño artilugio óptico son capaces de ver la marca identificativa del fabricante de la chapa , algo que, como es obvio, pasa desapercibido a la inmensa mayoría de bebedores de cerveza. Junto a ellos, Jordi Montón, muestra su extensa colección de PINS.

Una de las sorpresas gratificantes que jalonan esta jornada la constituye Silvano Gil, que también asiste al ferial. Silvano Gil es un oscense, ingeniero informático de profesión, que trae a este evento su primer libro: ALDALEON, obra de fantasía que relata los avances de las fuerzas del mal en su intento de destrucción de Kizo y del intento de los arkhanos, seres mágicos, por evitarlo.
El libro, del que pueden encontrarse más referencias en la web www.arkhana.es, es lectura adecuada para cualquier edad y está acompañado de una serie de postales de los personajes que constituyen, en sí mismas, una colección completa.
Las ilustraciones son de Yolanda Mur Val.
Quedo citado con Silvano en unas semanas, para una entrevista en profundidad sobre a escritor oscense.

También tengo un rato de charla con Aida y Aina, dos hermanas de El Vilosell que acuden por segundo año a Replega. Lo suyo es el coleccionismo militar y lleva su establecimiento, Independencia Militaria, abierto desde 1979. Puede visitarse virtualmente pinchando AQUí.





El hombre retratado sobre estas líneas es Manuel Ortega; decir que es un tipo encantador es quedarse corto. Paciente (le disparé más de 15 fotos en el mismo lugar y en la misma postura y no perdió la sonrisa) y con un sentido del humor contagioso, es una de las estrellas de esta edición. Presenta sus dos volúmenes acerca de recortables infantiles y expone una buena colección de los mismos.
Su simpatía, su accesibilidad hace que, en un par de minutos, se vea rodeado de una decena larga de personas a las que explica pormenorizadamente su larga travesía como coleccionista ("Mi mujer no se queja; así me ha tenido más horas en casa", bromea), la función propagandística del recortable durante la Guerra Civil, su escaso valor como baratija condenada al cubo de la basura tras unos días y la curiosidad del dibujo y papel sobre el que se efctúa.
Finaliza su exposición comentando que el coleccionar sirve también para conocer gentes, viajar y, en definitiva, vivir. Y, puesto a salpicar charla con anécdotas, aconseja decir en familia la realidad del coste de la colección y que no pase como a la viuda del coleccionista que fue requerida por amigos del difunto para comprar la misma; pues bien la viuda habiá estimado que lo atesorado por su marido no eran sino papelajos y los había vendido a peso a un trapero, del cual, es obvio decirlo, nunca más se supo.

También la localidad de Fraga está honrosamente representada. Por un lado, Bautista con objetos de anticuario de entre los cuales brillan unas máquinas de escribir absolutamente en uso.Por otro lado Eliseo, dedicado a carpintería de restauración y coleccionista de herramientas (me dice que tiene más de 4.000) para trabajar la madera.


Ramón Celma me brinda un rato de conversación. Se trata de un vecino de "La Fresneda" organizador de la Feria de Antigüedades de la localidad (se celebra cada año en sábado santo) y propietario de "Numismática Celma". De su stand me llama la atención las colecciones de postales antiguas, la mayoría retratos retocados a mano. La colección de Napoleón Bonaparte es increíble.

La jornada termina con un grato encuentro: Joan, Mª Dolores y su hija Meritxell me paran; me recuerdan del año pasado y de una foto que me permitieron hacerles. A pesar de mi despiste inicial, no tardo en reconocer a esta familia que luce la marca "Col.leccionistes Joan Boixadera" que acude desde Isona (Lleida) a pasar este fin de semana.
Como no puede ser de otra manera, los vuelvo a fotografiar. Por la pareja no pasa el tiempo y la niña ha crecido una barbaridad en este año. Con la certeza de que, el año que viene nos volveremos a ver, abandono el ferial con una sensación agradable.




- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


De la vara de mando municipal, de dónde se lleva cuando no se porta en la mano y del envaramiento que ello produce...
Esto hay que tomárselo con humor; al fín y al cabo, es la anécdota chusca del día.
Vamos a ello, por supuesto con el "ánimus iocandi" requerido.
Paseo protocolario por los stands, previo a la inauguración oficial. Lo cierto es que no siendo montisonense y no estando especialmente interesado en la política municipal de esa localidad, no conozco a nadie; bueno, a alguien sí: en concreto a dos hombres de los cuales conozco sus referencias políticas por haber coincidido en otros actos públicos fuera de Monzón.

Pues bien, lo surrealista empieza ahora: entre foto y foto, alguien me indica quien es el alcalde de Monzón, al cual saludo y, para documentar la foto, le pregunto su nombre y el grupo municipal al que pertenece. Él, que no porta la vara de munícipe máximo en la mano, contesta con incredulidad (le parece imposible que haya quien no conozca de su existencia) que pronto pasa a hostilidad ("si no me conoces, tienes un problema", me espeta/esputa) y, finalmente deriva en simple gañanía de maleducado, pues se aleja sin contestarme. En fin, que el poder ya se sabe: si no se usa la vara de mando adecuadamente y en la forma correcta puede provocar estos envaramientos.
Y, por favor, que nadie se enfade: al que se le ha faltado el respeto es a quien esto escribe y me lo tomo con humor por eso de que no ofende quien quiere sino quien puede. Y que nadie entienda esto como un ajuste de cuentas; y que nadie vea en la expresión "ajuste de cuentas" una referencia a los problemas pretéritos de este alcalde (en internet, ya se sabe, está casi todo).

En suma, que me autoimpongo el castigo de memorizar el nombre y grupo municipal de la máxima autoridad local; lo que más me jode de todo esto es que tendré que hacer, en el próximo mayo, campaña municipal en Monzón pro-PSOE no vaya a ser que la ciudadanía decida botarle (en vez de votarle) y deba, para el REPLEGA 2011, repetir el proceso de memorización con otro nombre.

. . . . . . . .