Monzón: REPLEGA 2009

Galería de fotos del evento, pulsando AQUI

Volver a la infancia, repetir esos ritos eternos del intercambio de objetos, socializarse a través del trueque, reunirse con iguales en la búsqueda de pequeños tesoros ocultos son posibilidades que en Huesca podemos desarrollar en el fin de semana de REPLEGA, el encuentro en Monzón de gentes venidas de dispares lugares para sentarse frente a nosotros y explorar plastificados álbumes de contenidos diversos.
La nave industrial donde se celebra el evento ya está tomada desde las diez de la mañana y resulta imposible encontrar un hueco donde aparcar. Como es habitual, mucha gente ya muy concentrada en sus cosas, mucho público curioseando y el inicial dilema de por dónde empezar.

Opto por comenzar por la segunda planta visitando la parca exposición "Los colores de la Revuelta", ingenioso juego de palabras que hace alusión tanto al apellido de la , dentro de la jerga y con todo el respeto, "pintamonas" (Revuelta Medialdea, Encarna) como al contenido social de los cómics y carteles a los que da color y que aquí se exponen. A su lado, Chorche Paniello presenta una exposición de pegatinas centradas en eso que alguien etiquetó en su momento como de temática feminista (divorcio, aborto sí, aborto no, planificación, igualdad ...) y otra más acerca de la República Saharauí. Y, completando ese pequeño altillo, unos ejemplos de miniaturismo militar centrado en la época napoleónica.


Una de las estrellas indiscutibles de esta edición es la presencia de la Federació Catalana d´amics del Ferrocarril que, venidos a Monzón por iniciativa del montisonense Jorge Chavarri , han construido una enorme maqueta que ocupa parte importante de esta segunda planta y que está confeccionada de manera modular, esto es, cada grupo local de aficionados al modelismo ferroviario construye su maqueta y todas ellas, siguiendo unos standares prefijados pueden acoplarse entre sí. El resultado es espectacular.
Con Daniel Cañardo (vocal de maquetismo de la Federación) , Jordi Espaulella (Presidente Amigos del Ferrocarril de Martorell) y el citado Jorge Chavarri entablamos un breve diálogo en el que nos cuentan que es la primera vez que asisten a este evento y lo hacen gracias al conocimiento previo surgido en el Salón del Hobby de BCN , a la buena relación existente y a las facilidades puestas por la organización.
La experiencia les está resultando positiva, con los trenes funcionando y el público interesado. Cuando les pregunto si no son un poco mayores para jugar a trenecitos (la pregunta hay que entenderla dentro del tono amigable de la charla) me responde negando la mayor."Esto no es un juego, me dicen, sino una afición derivada del cariño al tren y su mundo. Nosotros somos gentes a las que les gusta el tren, el real y las réplicas a escala, el maquetismo y todo lo que rodea este entorno. Organizamos viajes, visitas a talleres, nos interesan los trenes tripulados ..."
También me explicarán el concepto de maqueta modular en la que participan quince asociaciones catalanas, el primer picotazo IBERTREN de afición en la primera infancia y lo caro que puede resultar. Antes de dar un paseo a lo largo de la maqueta y hacerles unas fotografías, un sonriente Jorge Chavarri me comentará que en Monzón hay compañeros de afición, que no es él el "tipo raro de los trenes" y que, por parte de la organización de REPLEGA, todo han sido facilidades.



Acabado el paseo fotográfico por las vías, me entretengo un rato con los Mocholí (padre e hijo; Ricard y Roger). Son los constructores de la reproducción de la Estación de Sant Jordi Desvalls, un módulo donde además del edificio principal tenemos los baños públicos (una odisea hacerlos porque ya no existen y tuvieron que recurrir a otro modelo como fuente), diferentes viajeros en actitudes propias del lugar, un huerto anexo (al que no le falta ni la chabola para guardar aperos) e, incluso, junto al cambio de agujas, un edificio más con el cartel publicitario de Nitratos de Chile.
Padre e hijo me comentan que reservan una habitación de su casa para la maqueta en la que llevan trabajando tres años y que no se acaba nunca porque siempre hay que añadirle detalles;también que el caballo de batalla de esta afición es dotar a la maqueta del mayor realismo posible , para lo cual han llegado a recoger tierra del Sáhara tras alguna jornada de esas de viento del sur, con lluvia de barro, de las que en ocasiones "disfrutamos" o, incluso, acudir a la estación para tomar tierra de la misma, triturarla, tamizarla y posteriormente añadirla al conjunto de la maqueta. El realismo no se queda en el exterior; los edificios, desplazando el tejado, muestran un interior decorado y ocupado con los enseres y mobiliario propios de la función que desempeñan.
Y rebaten el mito de la carestía de esta afición; de hecho los edificios citados han sido hechos con la madera de la trasera de un armario desechado, han utilizado tapas metálicas de yogures para hacer barriles de aceite de máquinas y cable de freno de bicicleta convenientemente manipulado para los troncos y ramaje de los árboles.


Néstor Gerardo Escudero es un hombre que se aficionó a la filatelia en Londres donde trabajaba de camarero, oficio que dejó para dedicarse en su totalidad al estudio de los sellos. De hecho, actualmente es directivo de la Asoc. Nac. de Empresarios de Filatelia y tasador oficial, debiendo, incluso, haber actuado como tal en procesos judiciales.
Néstor me muestra la extensa bibliografía que un filatélico debe manejar, las diversas tasaciones (en función del estado del sello) de un mismo elemento y los certificados de autencidad de los mismos. Comenta aspectos relacionados con la inversión en sellos, la necesidad de un asesoramiento adecuado y el conocido caso de Fórum Filatélico.




Son las dos de la tarde; los álbumes se cierran hasta dentro de unas horas y el espacio de intercambio exterior es un bullir de gentes recogiendo objetos diversos (puntos de lectura, sobrecitos de azúcar, llaveros, latas vacías de cerveza, programas, chapas ...)
Yo colecciono eventos, fotos, vivencias, comentarios, rostros... De este REPLEGA me llevo muchas cosas: la simpatía de Iñaki Irisarri (el joyero-gemólogo que recorre parajes navarros recolectando minerales); la cordialidad de los mungiatarras y sus proyectos futuros; el seny de Néstor, el filatélico madrileño; la sonrisa de Elena y Blas, los simpsonizados jóvenes en un paraíso infantil; la seriedad de mhmebro1938 (quizás en algún momento me autorice a contar el motivo); la alegría de vivir de los amigos del tren catalanes; la época de la esperanza y el ansia de batalla representadas en los cómics de la ilustradora de Guadix...
Y me llevo la sensación de que este recinto, habida cuenta de los planes de internacionalización de la feria existentes, se queda pequeño. Será una buena señal si tal sucede.

Galería de fotos del evento, pulsando AQUI