09.10.2012 .- IEA (Instituto Estudios Altoaragoneses).
Sin un sólo hueco en el salón de actos. El personal de la institución debe improvisar una fila extra de asientos en el pasillo de la estancia. Aún así, casi una decena de personas deben seguir el acto asomándose a las dos puertas de acceso a la misma. Rafael Jiménez, el maestro, ocupa su lugar junto a Antonio Angulo el amigo encargado de dar comienzo a la presentación de "El libro de las brujas", la obra que nos congrega hoy aquí.

Para acceder al audio del acto, pulsa aquí.
Para acceder a las fotos del acto, pulsa aquí.
Para acceder a reseña de otro libro de Rafael (La escuela en la memoria), pulsa aquí.



Dcha.: Antonio Angulo. Izda.: Rafael Jiménez



.

El presentador, Antonio Angulo, inicia su intervención ensalzando la figura de Rafael Jiménez como el hombre que enfrenta gestas de envergadura, la persona que con su tesón, trabajo, generosidad y altruismo acomete empresas que harán perdurar huellas duraderas en el consciente colectivo.
Incide Angulo en el componente genético de Rafael ("maestro, hijo de maestro y nieto de maestra", recuerda) y menciona su laborioso rebuscar entre escuelas cerradas, ruinas educativas y abandonados restos de contenido didáctico, para conformar ese Museo Pedagógico de Aragón del que es director honorario.
"Un legado de un valor incalculable al que ni las instituciones ni la sociedad civil aragonesa hemos sabido corresponder como debiéramos, por lo que, en estos momentos, quiero aprovechar para agradecer tus esfuerzos", anota el presentador, quien termina mencionando "El portal de las brujas" como un libro realizado desde el compromiso con uno mismo y su tiempo.
Tiermas, su drama, el portal de las leyendas que da nombre a la obra presentada, la identidad que se busca recuperar cada año, las vicisitudes históricas del enclave y la amenaza de las aguas embalsadas de Yesa son otras de las referencias mencionadas por Antonio que evoca la imagen de un Rafael lanzando, por expreso mandato de su padre, a las aguas oscuras del pantano, su vieja pistola de la guerra del 36.
Y finaliza el exdirector de DA su intervención con un reconocimiento a Editorial Pirineo, que en los próximos días presenta hasta siete obras diferentes( trabajo aún más meritorio en estos tiempos).Su propietario, José Luis Añaños, se encuentra en la trastienda del acto, comercializando la obra de Rafael Jiménez.








.
Acceso al audio del acto, pulsa aquí.
Acceso a las fotos del acto, pulsa aquí.
Acceso a reseña de otro libro de Rafael (La escuela en la memoria), pulsa aquí.

Tras el capítulo de agradecimientos, menciona Rafael, ligando Tiermas con Artieda, la protesta que en unas horas se verificará en la última y manifestando su solidaridad y simpatía para con los afectados por el proyecto de recrecimiento de Yesa. Acto seguido repasará brevemente aspectos históricos de la localidad, desde sus orígenes hasta la actualidad más reciente, sin olvidar mencionar la convulsa historia medieval y las tormentosas y cambiantes relaciones con poblaciones cercanas.Los diferentes ejércitos con uniformes diferentes que vieron pasar los habitantes de Tiermas, ufanos en ocasiones, rendidos en otras, limosneando raciones de comida o secuestrando muhachos para la causa.
Continúa hasta llegar al pantano, los riesgos sísmicos de la zona que nunca fueron tenidos en cuenta. El robo, por parte de jerifaltes de la CHE, de cantidades para los expropiados por parte de jerifaltes de la CHE. Las gentes del pueblo de arriba que se van, obligados por la necesidad e imposibilidad de sobrevivir. Honorio y Bartolo, los irreductibles. Y la venta del pueblo, por menos de cuatro millones de pesetas, en 1984, venta de la que resultaron muy beneficiados pueblos de las cercanías, paradójicamente denominados afectados. Ciento cuarenta casas, más de ocho mil hectáreas de terreno comunal, iglesia, escuela ...
Y, por fin, la constitución de la asociación pro-defensa de Tiermas en 1992 y sus contenciosos.
Y desgrana ideas Rafael:" No es un libro reivindicativo. Es un libro de vivencias, donde la guerra toma un peso específico importante. Es un libro que surge de una caja metálica donde encuentro fotos y papeles... Recuerdos de transmisión oral , precipitada a veces por la urgencia y rapidez de los acontecimientos." Continúa con anécdotas de guerra: Cataluña, Huesca, Almudévar ... El alférez provisional, cadáver efectivo. y el maquis, Arán, López Tovar y Carrillo. Ángel Fuertes Vidosa (el maestro de Agüero, jefe del AGLA) y Villacampa, pasando por la zona y controlando los puentes evitando encuentros con la guardia civil.Concluye que en el asunto de los maquis hubo tres ganadores: Franco, de Gaulle y Carrillo y, dando un salto en el tiempo, se sitúa en ETA, el FRAP y los sucesos de Montejurra.

Termina Rafael:" Es una narración novelada, pero sin ficción ni en hechos ni personajes. No es un libro para historiadores; si acaso de divulgación para gente escolar. Un libro de repaso de nuestra intrahistoria, mucha obtenida de la tradición oral y conversaciones, rechirando. Hay mucho de vivencias persoales y familiares. Es como la letra gorda que nos instaban a estudiar.
No falta un cierto poso de amargura y decepción. Me gustaría que el libro, al menos , interese.".

Tras los aplausos, no hay preguntas. Rafael es tan accesible que cualquier comentario se le hace a partir de ahora, en el acto de firma de ejemplares.




Pero el Portal de las brujas, la puerta norte del recinto amurallado de Tiermas es, sobre todo, la historia amarga de ese pueblo que va apareciendo a lo largo del relato, como surgen en ocasiones las ruinas del antiguo balneario, los restos de la ermita y el puente medieval cuando najan las aguas del pantano.
Las gentes de Tiermas, aventadas como la paja y el grano en las eras, viven ahora en Sangüesa, en Pamplona, en El Bayo, en Zaragoza, en Huesca, en Sabiñánigo... A pesar de haber sido despojados de todo siguen acordándose de su pasado y luchando porque no se olvide, reuniéndose año tras año y llevando al viejo Campo Santo las cenizas de los que se van para siempre.
El portal de las brujas. Rafael Jiménez Martínez. Editorial Pirineo.