. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .


Sobre participación ciudadana

Para evitar que Huesca se convierta en una ciudad de idiotas (en la acepción etimológica griega del término que tan oportunamente recordó Carmen García al final de la primera charla del ciclo) es imprescincible la participación ciudadana. Participación ciudadana que, para ser eficaz, precisa de elementos de información, análisis y debate. Elementos que, en ocasiones, se hurtan al dominio público, bien sea por ocultación o falseamiento de los protagonistas, o bien por mediación interesada de medios de comunicación.
La masa idiotizada que se limita a introducir una papeleta en una urna de manera periódica y a "no meterse en política" es el ideal ciudadano de los regímenes de pensamiento único. Regímenes que pueden circunscribirse (manifestaciones entusiastas de adhesión y baboseos ante el poderoso de turno incluídos) a estadios más pequeños que un país. Una comunidad autónoma, una provincia, una ciudad, una agrupación deportiva ...

En la "Ciudad del NO" (Nuria Garcés), en la "Ciudad del PAQUÉ" (Carmen García) se genera un peligroso virus de libertad de pensamiento; un virus que amenaza extenderse al resto de la localidad desde el pequeño local de una asociación de vecinos que, entre sus logros, tiene (mantenimiento de actividades asociativas aparte) el haber sido capaz de soportar posturas de conflicto (en una ciudad en la que el término conflictivo es sinónimo de desestructuración social u ostracismo personal) con autoridades municipales, con SGAE, con la reforma laboral o con quien fuera menester. Y, encima, ganar en sus empeños dejando en evidencia la falta de rigor de quienes, olvidados ya, desde poltronas se oponían a los proyectos de estas gentes entusiastas con argumentos-tapadera para egos sobredimensionados.

En esa línea de favorecer la participación ciudadana y, en concreto, de dotar a la ciudadanía de elementos directos de información, la Asociación de vecinos "Mª Auxiliadora" inicia este increíblemente templado mes de Enero un ciclo de charlas acerca de "Mujer y Política". Interesante programación a la que están invitadas, como ponentes, mujeres de todo el espectro político. Esperemos que, esta vez, no se repita el bochornoso espectáculo de la inasistencia de gentes que, por motivos nunca confesados, despreciaron de facto el encomiable esfuerzo que estos hombres y mujeres desarrollan.


Galería de fotos de los diferentes actos , pulsando AQUI








23.02.2011
Con sentido del humor y con cercanía, como es la tónica habitual en las invitadas por esta asociación vecinal, comienza la entrevista que, en esta ocasión y tras la oportuna presentación que realiza Carmen García, la presidenta de la AVVserá conducida por Rubén Darío, periodista de El Heraldo.

- Mis compañeros no van a hablar a asociaciones de hombres -
Rubén comienza la entrevista haciendo una reseña biográfica de la invitada; incide en su capacitación académica dentro del campo de la medicina y gerontología y esboza sus diferentes actividades públicas dentro del campo de la política. Ante la primera pregunta, reconoce que no hay varones a los que se les invita a explicar su experiencia en política como hombres; de hecho no ve a sus compañeros que acudan a hablar, en circunstancias análogas a los de hoy, a asociaciones de hombres. Y termina:"Ayer mismo, estuve viendo a mujeres que se dejan la piel haciendo deporte. Es increíble que las subvenciones, el patrocinio o las oportunidades que estas mujeres tienen sean muy inferiores a las de los hombres que compiten a ese mismo nivel deportivo."



Cuestión de mochilas
Preguntada acerca de la conciliación laboral y familiar, responde que "mi día es un día muy complicado, pero no distinto al de cualquier otra mujer.Empiezo a las seis y media de la mañana y termino cuando se puede. Plenos, preguntas, estudio, visitas ...
Mi experiencia y el de las mujeres que tengo cerca mío es rotunda: la carga familiar recae siempre en las mujeres. Ahora puedo dedicarme, por la edad adulta de mis hijos, de una manera más dilatada a responsabilidades públicas. Pero antes no. Los hijos condicionan enormemente y esto es una cuestión de mochilas: las mujeres tenemos que estar demostrando nuestra valía siempre y, además, compitiendo con varones en inferioridad de condiciones. Corremos junto a ellos, con unas zapatillas prestadas y cargadas con nuestras mochilitas. Es una cuestión de mochilas; llegar a la meta es difícil."

Termina la intervención Rosa denunciando la realidad que aúna superación profesional y fracaso personal, así como citando el techo de cristal y el suelo pegajoso del que aún deben liberarse als mujeres. Reconoce, sin asomo de duda, que España está perfectamente preparada para tener una presidenta de gobierno, si bien expresa que la mujer sufre un tipo de crítica social injusta que no se da en el caso de candidatos varones.



"Se han perdido valores como la inteligencia, el saber estar o la educación; se está haciendo prevalecer los valores de la estética sobre otros y esto es terrible. Las diputadas debemos ir guapas, vestidas de una manera adecuada, peinadas...;y al lado está tu compañero al que una mujer le ha preparado hasta la corbata y la camisa, y que no ha tenido que preocuparse de preparar antes el desayuno familiar o llevar a los niños al colegio."
La conversación gira hacia la desafección de la ciudadanía y la política y la manera de hacer política de las mujeres, más cerca y propiciadora de soluciones. Se manifiesta Plantagenet contraria al sistema de cuotas. Afirma que "a la mujer hay que darle herramientas de educación y formación, ejemplarizar con la visualización de mujeres en áreas de decisión y motivarlas para tomar las riendas de sus vidas; no darle cuotas."
También la juventud y su problemática, el abandono escolar y el fracaso, la tasa de paro juvenil ocupan buena parte del discurso de Rosa. Le preocupa que ese déficit educativo pueda no permitir a las mujeres de aquí competir en igualdad no sólo con los varones sino con otras mujeres. Reconoce que hay un desenganche de la política por parte de muchos jóvenes que viene motivado tanto por incapacidad de motivarles como por el hecho de darles todo hecho.

Rosa no es una mujer que tema decir las cosas como las piensa. El discurso que argumenta habla de necesidad de esfuerzo, de asunción de responsabilidades y discrepancias claras con temas tabú tales como las cuotas de participación. No le tiembla la voz cuando entiende que el feminismo, al menos el feminismo tal y como se entendía en décadas pasadas, es algo trasnochado.Afirma que "nosotras, las que estamos aquí y ahora, somos unas afortunadas; si hubiéramos nacido mujeres en otras zonas del mundo tendríamos unos handicaps insuperables. Es nuestro deber movernos por todas esas mujeres que no pueden hacerlo. Ese es el problema de mujer grave ahora. Nosotras, en Europa, ya tenemos la igualdad formal; ahora debemos hacer que esa igualdad sea real. Ayudas familiares, guarderías asequibles... Ese feminismo de derechos obsoleto ha terminado; ahora el trabajo es llevar a la realidad diaria el ejercicio de los mismos."
"Muchas veces hubiera tirado la toalla; pero no lo he hecho nunca por mis hijas. Debo seguir para que ellas puedan avanzar más allá de donde yo haya llegado"
, argumenta Plantagenet en las postrimerías de la charla, momentos antes de compartir unos bocados y un rato de charla con los vecinos.



. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .







11.02.2011
Tras la presentación inicial de Carmen García, presidenta de la AV, Fernando Herce hace la presentación previa de la invitada de hoy:"Nacida en Febrero de 1975, en Zaragoza. Licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración,desde 1998. Estudios sobre comunicación sociopolítica y participación ciudadana. Actualmente hace el doctorado en sociología jurídica. Colaboradora en medios de comunicación. Miembro de COAGRET desde su fundación, y del patronato EQUO."

Para empezar plantea Fernando la realidad de la falta de compromiso en la sociedad actual y pregunta acerca de lasas razones que llevan a Cristina a mojarse. Cristina rememora sus comienzos dentro del movimiento vecinal y asegura que cree que nadie en el fondo sabe las motivaciones que llevan a alguién a tomar postura. El movimiento antimilitarista y la afección del Servicio Militar Obligatorio en la vida de una persona cercana son uno de sus primeras recuerdos. ¿Por qué mi amigo Manolo está en la cárcel?, se pregunta retóricamente.





Y de nuevo, otro recuerdo que salpica: el cinturón de circunvalación de Torrero y su influencia en la vida y futuro del barrio, una batalla de más de veinte años que marca la vida de la invitada, que afirma que " es obvio que hay una falta de compromiso; pero quizás no tanta como pensamos. Posiblemente porque las maneras de manifestar compromiso no son como antes: afiliarse, manifestarse... Quizás es que se hace de una manera menos tradicional.Por ejemplo, consumo en agricultura ecológia (que ha crecido un 20% este año en España), o, en el mundo de las NNTT, que son el marco de movilizaciones o propuestas que tienen un amplio eco."
Cuestiones que afectan a vidas y en las que Cristina quiere participar, debatir y estar presente, como forma natural, sin demasiadas explicaciones conductistas, de vivir la animalidad social que nos define.

"¿Sobran hombres y faltan mujeres en política?", plantea Fernando a lo que Cristina responde:" Yo creo que, hablando de política institucional, falta gente. Quizás es cierto que sigue habiendo demasiadas corbatas y trajes grises. Pero yo no soy nada amiga de las cuotas, a pesar de lo provocador que esto puede parecer. Lo importante es que las preocupaciones de las mujeres estén bien representadas, lo haga quien los haga".
El tema de fondo es que la vida interna de los partidos políticos es muy masculina, con jerarquías, agresividades e, incluso, horarios muy al gusto de los hombres. Y son esos partidos los que elaboran listas electorales. Y a ello se suma que muchas mujeres que están en primera línea política están reproduciendo valores y roles masculinos."




A lo largo de la charla, en varias ocasiones, reconoce y avisa la invitada que, en el contexto de estos debates, se tiende a generalizar y, por ello, a ser injusto. Escrito queda para mejor comprensión del tono general distendido del encuentro.
Cristina Monge es mujer de amplia sonrisa y ojos brillantes que también sonríen. Se muestra cómoda en las distancias cortas que son característica habituales en las actividades de esta AV. Acompaña su discurso con una gesticulación firme de la mano izquierda, que añade rotundidad a sus enunciados, mientras con la derecha, que ase un rotulador, dibuja imaginarios bocetos en el aire.
Incluso los asuntos más graves los solventa con simpatía natural que se acentúa cuando, por derivas de la entrevista, hace referencia a su hijo.

"Eso querría saber yo", responde cuando se la interroga acerca de cuanto tiempo hace falta para que una mujer deje de tener que demostrar lo que a otros se les supone."Es una constante en todo: en política, en entidades sociales, en empresas ...Tiene que parecer que vales el doble para que se te considere; y no es bueno, porque hace que, en ocasiones trabajes más la fachada que el fondo", remata esta mujer cuyo libro de cabecera (interino,eso sí, y anclado en la página 12) es "La plenitud de la vida" de Simone de Beauvoir y que recomienda fervorosamente conocer la obra de Irène Némirovsky.

" Me duelen muchas cosas de Aragón; fundamentalmente la poca rasmia que tenemos para creernos que podemos llegar hasta donde queramos. Nunca hemos tenido ni proyecto ni confianza suficiente. Recuerdo el asunto Gran Scala y la sentencia de un lugareño que afirmó:
- De todas maneras, maña, si fuera bueno, ¡¡aquí lo iban a traer!!. -
Esto es Aragón.Tenemos gentes, ideas y proyectos que hemos exportado pero no hemos sabido desarrollar aquí. El sector medioambiental es buena muestra de ello".




Abundando en cuestiones medioambientales le cambia: "El cambio climático no es un problema de futuro; lo es de presente. Hace unas semanas estuvimos en el Somontano; pues bien, nos comentaron que en 20 años han tenido que adelantar la vendimia un mes; en otros lugares han comenzado a plantar a mayor altura. Y aún hay quien piensa que es caro no contaminar o ser eficiente energéticamente; parece que no se plantean que lo auténticamente costoso es no hacerlo. O nos ponemos manos a la obra ya, o esto no aguanta más."

Asegura que es mujer de carácter, dubitativa hasta que toma una decisión y que, al moverse en ámbitos muy masculinos, ha tenido que pegar algún puñetazo sobre la mesa; cuestión de adaptación, afirma, aunque confiesa no sentirse nada orgullosa de ello.
Deriva la charla acerca de las relaciones entre movimientos ecologistas y sindicales, acerca de la edad media de los militantes verdes, de la conciliación, de la labor del movimiento asociativo ("Cúbrele todas las noticias", bromea Cristina con Fernando) y de la vida interna de los partidos.
"Nosotros no somos una tormenta", asegura Monge. "Somos lluvia fina que va calando", afirma antes de referirse a la lucha del cinturón de circunvalación de Torrero."Objetivamente, perdimos: el cinturón se hizo y por el trazado impuesto, destruyendo un pinar. Sin embargo, no hay en ese barrio un chico que no conozca lo que ocurrió o donde estaba el pinar; no hay un sólo joven que no se sienta concernido por ello. En ese sentido, ganamos.
Fernando dará por concluída la charla ante el hecho de que se enfrían las tortillas y que la organización del acto no permite que Cristina se vaya con el estómago vacío.



. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

10.02.2011
Sigo con auténtico interés estos ciclos que periódicamente organiza la AV Mª Auxiliadora.
Tanto es así que procuro no perder nunca ni una charla.
Pues bien, por la asistencia a un curso (un compromiso laboral más) en Madrid me ha sido imposible estar hoy. Cuestión que lamento y que hago constar aquí fundamentalmente para que ni organización ni invitada(s) de ese día puedan interpretar mi ausencia como indiferencia o desinterés.
Escrito queda.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .





27.01.2011
Hoy las paredes de la asociación vomitan indignación contra la brutal subida de la luz; varios carteles ocupan, reivindicativos, las escaleras de acceso a la planta superior donde, en una habitación que quedará pequeña para acogernos a todos, ya están hechos los preparativos de la charla de hoy.

Fernando Herce, director de Onda Cero Huesca, comienza la presentación de la invitada aludiendo a sus doctorados en filologías varias, a su ascendente alavés, a su militancia política y social y a su quehacer literario-periodístico.Lectora empedernida, amante de la natación , el baile y la comida picante. Comienza preguntando acerca de si es diferente la forma de hacer política según la hagan hombres o mujeres, a lo que responde Nieves que " en muchos casos sí. El hecho de que haya más mujeres en todos los ámbitos, significa que las experiencias de la esfera privada pueden extrapolarse a otros contextos; pero también depende del nivel reivindicativo que desarrolle la mujer"



Recuerda Nieves sus experiencias tanto universitarias como, posteriormente, en el movimiento vecinal y en la AMYPA del colegio de sus hijos y, en definitiva "en la vida, experiencias e inquietudes que te abocan a la actividad política. En este caso en un partido en el que nos conocíamos todos; yo estaba viviendo aquí en Huesca y , tras pasar a Zaragoza , entendí que mi compromiso debía ser mayor", afirma.

"Se me cruzó un chico; es lo que tiene...", responde a la pregunta acerca de cómo llega una gazteiztarra a Aragón. Bueno, éso y que en Vitoria en aquella época no tenía posibilidad de continuar sus estudios de filología francesa. Con idéntica rotundidad y sentido del humor responde cuando afirma que fue a la HG del 29S como trabajadora y como mujer. De hecho, entiende que los colectivos más desfavorecidos y débiles,( "y en ellos hay mucha mujer", precisa) son los mayores paganos de esta crisis de génesis ajena.

"Me niego a aceptar que todos los partidos sean iguales o que todas las gentes que militamos en política seamos iguales; debe exigirse el máximo rigor en el espíritu de servicio a la ciudadanía (que eso es la politica y no al revés)" afirma Nieves cuando se la interroga acerca del descrédito de la política. Y anima a las mujeres a intervenir en la cosa pública:"No podemos esperar a ver si los próximos gobiernan mejor o peor; es tarea nuestra, de todos, el involucrarnos en política porque es la forma de contribuir a la mejora de la calidad de vida de la gente."

"A mis hijos no les extraña ver a su padre planchar; a ninguno nos extrañará ver, la próxima vez, unos carteles electorales predominantemente femeninos. Todavía, eso sí, se ven demasiados trajes negros o grises en la política internacional, pero todo se andará", continúa Nieves que prosigue, bromeando ante las poco afortunadas declaraciones de Biel ("A mí es que me gustan las dos" , dice el lider sin PAR del PAR) interpretando que ella es demasiado joven para gustarle a Biel; demasiado joven y con ideas muy distantes, completa.
Y remata:"De cualquier modo, a mí nadie me ha preguntado si me gusta algún candidato; pero, frivolidades al margen, yo soy una cara de mujer que representa a una partido, a unas gentes y a unas ideas que merecen un respeto. En ocasiones, es cierto, cuesta decir las cosas con una sonrisa, pero es bueno hacer un esfuerzo y no tratar de crispar el ambiente."



" A veces no es preciso que venga nadie a destrozarte el día; puedes ser tú misma. De cualquier modo mi primer pensamiento, habitualmente, es un pensamiento familiar. Lo importante es nunca acostarse dejando pendiente un conficto personal. Y aprender a parar los golpes con todo: corazón, cabeza, tripas ...", confiesa Ibeas a preguntas de Fernando. Y, prosigue: " Lo primero que hay que meter en una lavadora gigante son todas las causas que premiten o derivan en injusticia; gentes que pagan una crisis que no provocan, gentes que además se aprovechan de ello, el asfixiante cada vez mayor control ... No vendría nada mal una buena dosis de lejía."

Desea retomar el italiano, el piano, el inglés... Esta jovencita (¡No me llames de Vd. , que aún no he cumplido los cincuenta!", ríe ya en la inmediata frontera) que espera disponer de más tiempo para viajar se confiesa no de lágrima fácil, pero sí emotiva; recuerda el homenaje a Labordeta. Pero hay un cierto pudor que la refrena. Pudor que, lo avisa desde ahora, no impedirá que se emocione cuando tome en sus brazos a su sobrino, cuyo nacimiento espera la familia en breve.
Tiene un recuerdo especial para Carlos Blanco Aguinaga, un profesor de crítica literaria de su época universitaria en el País Vasco. Ejemplo de humildad, de tranquilidad y de sosiego en su labor lectiva.Tambien tiene unas palabras para Margarita Salas, de la que admira su accesibilidad.

Describe Teruel como algo heterogéneo, de variadas bellezas (menciona Albarracín, Matarraña y Cuencas Mineras). Es casi un mito en Aragón, necesitado de vertebración e infraestructuras para permitir a los turolenses vivir en su tierra. De Zaragoza piensa que es algo más que La Jota y El Pilar; con la EXPO se ha perdido una ocasión de oro para poner en el disparadero a muchos grupos culturales de la ciudad, que hubieran superado el estereotipo. Para hablar de Huesca se refiere a su hija, oscense de pro, y a su hijo, que en San Lorenzo debe estar aquí. Reconoce que la ciudad ha cambiado mucho."De hecho, yo me saqué el carnet de conducir aquí cuando aún no había semáforos", finaliza.
Y finaliza también, tras algunas preguntas del público, la charla de hoy. Al menos la oficial; en el piso inferior las tortillas esperan. Y, con ellas, nuevos motivos para la broma, nuevas ocasiones para el debate, nuevos brotes de pluralidad y afectos compartidos.





. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .





14.01.2011
Reencontrarse, tras casi un año del ciclo de "Las 20 preguntas", con las gentes de la asociación es volver a casa. Todo está igual en el local: tan sólo la presencia en el tablón de anuncios de la réplica del bastón de mando obsequiado al actual alcalde llama mi atención por lo novedoso.
Tampoco es novedosa la pluralidad de los que esperan el comienzo del acto. Ni el cruce de saludos y comentarios. Ni el ambiente distendido y cordial.

Parte de ese ambiente lo constituyen hoy Patricia Luquin (coordinadora de IU y pieza central del debate de esta noche) y Nacho Gracia (periodista, encargado de formular las primeras preguntas, conducir el debate y controlar los tiempos).
Tras la presentación del ciclo por parte de la presidenta de la asociación, Carmen García, comienza el acto.





Nacho comienza su intervención exponiendo unas breves pinceladas biográficas de Patricia Luquin, enmarcándolas en el contexto actual del descrédito de la clase política. La presente como abogada, donostiarra, mujer jóven y muy activa en política desde diversos frentes. Por su parte, Patricia agradece a la organización la posibilidad de hablar en este foro.
A la primera pregunta, ¿Cómo te metiste en política y por qué?, responde Patricia rememorando tiempos no tan lejanos de estudios universitarios en marcos políticos muy complicados derivados de la situación específica del País Vasco. Expresa su tendencia natural ("La llevo en mi propio ADN: soy de izquierdas y republicana", afirma) a participar en todo tipo de movimientos tendentes a corregir injusticias y a reivindicar un mundo mejor; tendencia que la lleva a estudiar derecho , siempre con el concepto ése de lucha en defensa de los débiles e injustamente tratados, y a militar en la organización política en la que lo hace. Desde 1991. Y sintiéndo que está donde tiene que estar, contribuyendo a la visibilización y normalización de la mujer en la vida política.

Inquiere Nacho: "¿Por qué cambiar el mundo desde la izquierda? ¿Que diferencia hay?"
"Las transformaciones históricamente han sido desde la izquierda, espacio ideológico donde ,responde Patricia, hay una sensibilidad especial ante la injusticia. Sin esa sensibilidad transformadora de la izquierda no hubiera habido el cuestionamiento previo (¿por qué ha de ser esto así?) que ha traído como consecuencia la conquista y desarrollo de derechos sociales".

"Cuando muchas mujeres entremos en política, podremos cambiarla. El gran reto del siglo XXI es el cambio de esas reglas, de esa normativa existente para mantenerse en el poder que lleva a masculinizar la conducta de las mujeres que entran en un mundo donde deben justificar permanentemente su estar ahí. Una buena manera de saber si la igualdad se ha conseguido será constatar que en determinados niveles de decisión el nivel de incompetencia tanto masculina como femenina se equiparan", contesta Patricia a preguntas del moderador. Tampoco olvidará referirse a los ámbitos público y privado en el quehacer cotidiano de una mujer que entra en política, así como en los diferentes grados de implicación y compromiso en el tema de la conciliación laboral-familiar.

Ante la posibilidad de que en Aragón la presidencia autononómica de Aragón la ocupe una mujer afirma que el hecho de que ello sea noticia es sintomático de esa desigualdad existente; niega también que deba entenderse como tozudez la consecuencia de la necesidad femenina de demostrar que el puesto ocupado lo es por valía propia. También entiende que nunca más debía plantearse a qué aspectos de vida personal debe renunciar una mujer al entrar en actividad pública."Una mujer debiera poder hacer lo que le gusta, cuando y donde le gusta y sin tener la percepción que renuncia a parte alguna de su vida privada", contesta Patricia que incidirá en el tema de la maternidad y la necesidad de crear fórmulas que permitan compatibilizarla con actividad profesional.

De participación ciudadana, de no conformarse con la emisión del voto cada cuatro años, del derecho a la protesta, de la existencia de mujeres extranjeras militando en la base de organizaciones políticas (no así en sus órganos de dirección, excepto quizás en temáticas de inmigración) tratará buena parte de la intervención de esta mujer que, interrogada acerca de si las mujeres no se están limitando a imitar comportamientos masculinos en sus aspectos más negativos contestará que " hay que recordar que hace nada no podíamos ni abrir una cuenta corriente; los cambios precisan un tiempo y , desde luego, debemos reivindicar también el derecho a errar y a tener el mismo márgen de confianza que han disfrutado quienes han ejercido el poder tanto tiempo. "

Termina el tiempo dedicado a este tiempo del debate. ¿Lo he dicho ya antes? En esta asociación vecinal estos actos tienen tres tiempos habitualmente: La exposición, el debate y, tercer tiempo, la charradeta ante el pincho de tortilla o chorizo que los miembros de Mª Auxiliadora tienen siempre la deferencia de ofrecer a oradores y asistentes. En un ambiente siempre de cordialidad y pluralidad digno de elogio.