La tragedia de Guernica continúa alimentando las polémicas de los periódicos. Actualmente millares de franceses, lectores de una prensa manipulada, se imgainan que son los "Rojos" quienes han incendiado con su propia mano la ciudada de Guernica, cuna de las tradiciones vascas. [...]
En el momento actual, en París y Londres como en Bilbao, no se encontrará un solo redator redactor de agencia, un solo periodista serio - ya sea de derechas o de izquierdas - que mantenga que la destrucción de Guernica y la masacre de sus habitantes no se haya llevado a cabo por aviones al servicio del gobierno "nacional". [...]
Jean Maze. Después de la masacre de Guernica. Cómo miente la prensa francesa. La Flèche de París, pag. 143


Comienza el acto de presentación:
Salvador Trallero, el editor, afirma que "en estos momentos en los que parece que todo hace aguas por todos los sitios, en los que la mediocridad se hace norma, debemos seguir adelante, avanzando y creando pequeñas luces que pugnan por paliar la oscuridad, haciendo realidad pequeños proyectos como este libro.
Conocí a los autores como producto de una casualidad; de un viaje de investigación con escala en Sariñeña y parada en la pastelería. Conocieron el libro Cartas de Grossi y me anunciaron su proyecto. Un proyecto que habla de un semanario parisino trufado de periodistas-corresponsales que cuentan lo que ven y emiten crónicas desde los diferentes escenarios de la guerra española del 36.
Este será un libro de consulta en unos años.Es un libro de arranque más lento pero de mayor recorrido. Estas crónicas no morirán nunca; siempre habrá curiosos, estudiosos, historiadores y aficionados a este periodo histórico que recurrirán al mismo como fuente de información."








.

.

Fernando Casal presenta La Flèche, el semanario parisino que vive del 34 al 39. Llegan al conocimento (tanto él como la co-autora) de su existencia por un escrito de un estudioso del campo español, Borkenau, que menciona su viaje al frente de Huesca junto a un poeta inglés y un corresponsal de La Flèche.
Ensalza la figura del poeta ligado a Tierz y menciona una de sus frases más conocidas: "Es la última barrera para nuestro honor". "Y es que la línea de Siétamo a Leciñena es una línea plagada de corresponsales, fotógrafos e intelectuales; es la línea del frente donde se batalla por un mundo nuevo, en un auténtico choque e civilizaciones...", comenta Fernando que, en breve, se centra en el motivo de nuestra charla de hoy preguntándose quien es ese corresponsal de La Flèche y qué es La Flèche.

El corresponsal es Jean Martin, que se enrolará en las milicias. Jean Martin que conoce el campo "Alas Rojas" de Sariñena donde vuela en un avión de la época.
El semanario se encuentra en un edificio universitario de Nanterre, en dos cajas de microfilmes. En condiciones duras, con copias realmente malas que deben ser fotocopiadas o, simplemente, fotografiadas. Y luego, traducidas a lo largo de un cálido y largo verano del 11. Y corregidas después; hasta tres y cuatro veces.
Define Fernando:" La Fléche es un semanario portavoz del Partido Frontista Francés, partido que que intentó ser un aglutinante de los sectores de izquierda ante el empuje del fascismo francés, reflejo del italiano y alemán. No tuvo éxito este intento."

Cambió de sede. Cambió tipográficamente.Y cambió ideológicamente. De ser un periódico claramente anticapitalista , pasó a ser anticomunista, patriótico y pacifista. Buscan la paz a cualquier precio, incluso al precio de la sumisión. Incluso en vísperas de la ocupación alemana de Polonia.
Indica también que La Flèche, de orientación pro-republicana no lo fue de manera acrítica; denunció las checas, denunció el terror rojo, denunció el trato dado a los disidentes... Y , siempre, con el temor de fondo de la expansión del fuego español al resto de Europa, buscando la mediación entre españoles y la retirada de cualquier contingente militar en España.

Fernando habla ahora de la categoría intelectual del director y redactores del semanario. Indica, eso sí, que nunca gozó de un gran número de suscriptores. Y, acto seguido, comienza a leer pequeñas guindas de las crónicas en el libro recogidas."Crónicas de lo directo", las define Fernando.
Fotos, viñetas y referencias de los personajes unidos a esta aventura periodística y vital. Aventura que finaliza de manera amarga para el director del semanario, condenado a muerte por colaboracionismo y conmutada ésta por cárcel y ostracismo. O con sombras de sospecha para un redactor como Chagall, colaboracionista perdonado por su apoyo a la resistencia. Colaboracionismo devenido por la experiencia de un conocimiento previo de la realidad de la guerra y la elección del pacifismo bajo la circunstancia que sea.



Este libro terminó de imprimirse el día 26 de diciembre de 2011, 75 aniversario de la llegada a España de George Orwell; que se trasladó al frente de Aragón donde intentó, en vano, parar el amenazante avance del fascismo.

Audio del acto, disponible





Otras obras de Sariñena Editorial reseñadas:
1.- "Orwell en las Tierras de Aragón", de Manolo Benito
2.- Huesca, álbum de adioses", de Manolo Benito
3.- "Sois Leyenda", de Salvador Trallero
4.- "Enajenados", de Manolo Benito
5.- "Maurín. De Huesca a Nueva York", de Alfonso Clavería
6.- "Ágora. Palabras sobre Manuel Benito". Diversos autores
7.- "Un castillo en la niebla", de Joaquim Pisa
8.- "Barbarie fascista y revolución social". Diversos autores


Los libros de esta editorial puedes adquirirlos:
- En tu librería habitual
- A través del correo electrónico: sarieditorial@monegros.net
- En el teléfono 974 570 079
- En la dirección postal C/ Dato, 5 • 22200 Sariñena (Huesca)