El Gobierno trata de cortar el avance de los sublevados en su ruta a Huesca, disponiendo el despliegue de tropas sobre las lomas de Cillas. Allí se produce el choque. Galán permanece en pie, impertérrito, en medio del fuego cruzado, hasta que unos oficiales lo suben en uno de los coches que emprenden la huida. Tras unos kilómetros recorridos, Galán recobra el ánimo y ordena parar el vehículo en las proximidades de Biscarrués, hasta donde se dirige a pie en compañía de otros dos oficiales y se entrega al alcalde del pueblo, como única autoridad presente. Avisada la Guardia Civil, una nutrida dotación del cuerpo llega hasta Biscarrués y se hace cargo de los tres prisioneros, conduciéndolos hasta el Gobierno Militar de Huesca donde son juzgados en un Consejo de Guerra sumarísimo que condena a muerte a los capitanes Fermín Galán y Ángel García . Ese mismo día, el 14 de diciembre, a pesar de ser domingo, los condenados son fusilados junto a las tapias del polvorín de Fornillos. Galán da la orden de fuego al pelotón de ejecución, cayendo con un grito de ¡Viva la República!.



Biscarrués 2009.- Jornadas Republicanas

13.12.2009 .- La tradición oral de la entrega de Fermín Galán en Biscarrués
AVISO: Es muy fácil que pueda cometer algún error "de bulto" en la realización de este escrito.Soy forastero, no he vivido la cotidianeidad de este pueblo y ni conozco a la mayoría de los intervinientes, ni la relación de sus ancestros con los hechos, lo cual, unido a la familiaridad del coloquio, me obligan a ejercicios de deducción instantánea de incierto resultado. Y, además, tampoco se trata de violentar la agilidad y armonía de la charla con constantes interrupciones aclaratorias. Eso sí, estoy abierto a realizar las correcciones pertinentes.













Cuando llego comienza a llenarse el local municipal donde hoy, en loable esfuerzo memorístico conjunto, tratarán vecinos del pueblo de poner los puntos sobre las íes acerca de los hechos acontecidos entre la llegada de Fermín Galán y acompañantes a la localidad y su salida del mismo, horas más tarde, como detenido.
Las dos personas mencionadas en el programa, Antonia Antoranz (Historiadora) y Félix Rivas (Técnico en patrimonio cultural) están ya presentes. Resulta evidente el conocimiento previo que Mª Antonia tiene de los presentes, gentes a los que va saludando de manera cordial e individualizada.De hecho será la encargada de introducir, animar y dar finalidad al coloquio. A su lado, Félix se ocupa de recoger el evento en audio, sufriendo cada vez que se producen conversaciones simultáneas de difícil inteligibilidad.
El público es mayoritariamente, abrumadoramente mayoritario incluso, femenino. Me da tiempo a anotar (uno no desea interrumpir constantemente esta puesta en común) algunos nombres: Ángel, Joaquín Antoni (nieto de Antonio Antoni, secretario del Ayuntamiento de Biscarrués en las fechas de la sublevación de Jaca) y las descendientes de Simón Vinué (de casa Fusilero, donde se ubicaba el casino) Mª José, Pilar y Luisa Estacho.

Abre el fuego (sin necesidad de presentación alguna, Mª Antonia quien destaca la importancia del acto de hoy e insta a responsables municipales a , con lo que de aquí y en un futuro se recoja, realizar un escrito, un folleto, una publicación que recoja esta tradición oral y que permita que esta historia se escriba con la aportación "del recuerdo del recuerdo", indica Antonia, y con algo más que documentos (que quedan los que quedan) y la versión de los vencedores. Por dejar constancia y por, también, corregir errores repetidos hasta la saciedad; errores tales como nombrar al pueblo como Buscarrués o escribir el apellido del regentador del casino (Vinué) con B.
Continúa la historiadora loando la actitud del pueblo de Biscarrués que, con su saber estar, permitió a los fugitivos, y en especial a Galán, disfrutar sus últimas horas como hombre libre con una relativa tranquilidad. Se les permitió descansar, no se les agobió aún a pesar de la lógica curiosidad que suscitaron y en todo momento se les trató con toda consideración y respeto. No es que las mujeres acudieran a verlos portando canastas de flores y viandas, como en alguna ocasión se ha escrito, pero tampoco es que fueran observados con desconfianza y cautela tras las cortinas de las ventanas como también se ha escrito."En Ardisa los hubieran fusilado al momento", interrumpe una tertuliana, refiriéndose al camino tomado,en un tono cuya seriedad ,o no, no soy capaz de asegurar.

Continúa Antonia, tras el asentimiento generalizado del sector mayoritario del auditorio, ensalzando brevemente la belleza física del mito. Mitificación que lleva a otra contertulia a mencionar su prodigiosa altura física, cuando este hombre apenas rebasaba 165 centímetros; la altura personal es otra cosa. Anécdotas al márgen, la animadora del debate señala dos rasgos admirables de la personalidad de Fermin: por un lado su coherencia personal que le lleva a quedarse y afrontar las consecuencias del fallido acto castrense y, por otro, su carácter persuasivo y carismático que hicieron de él un auténtico líder.Ello sin obviar otros aspectos de su personalidad más discutibles; empecinamiento, insensatez, preferencia por la acción sobre la reflexión, impaciencia ..
Continúa la historiadora hablando del enorme peso mediático que los dos capitanes de Jaca tuvieron, así como el merchadising del que fueron objeto. Desde estampitas que al mirarlas un tiempo impresionaban la retina fijando la imágen del héroe hasta el anuncio del fotógrafo jaqués que ofrecía ampliaciones de fotos auténticas, realizadas en su estudio días antes de la fecha de la sublevación. Hasta tal punto así que su gesta, unida al error garrafal de Alfonso XIII al no indultarlos, contribuyeron decisivamente al advenimiento de la segunda república.
Añade Antonia:"Habría que recoger todas las coplillas, poemas y jotas que surgieron, como aquella que cantada por José Oto, decía:

Cuando la nieve caía
sobre la ciudad de Jaca,
cayeron dos valientes
por redimir su patria"



Interviene también un tal Ángel que tiene la sospecha de que Galán recaló en Biscarrués quizás porque en el Rgto. Galicia estaban dos muchachos del pueblo , José Sanrío y José Torralba, de casa Casildo y casa Caballero. También Ángel da el dato acerca del accidente de la camioneta de la GC cuando llevan a los detenidos a Ayerbe, por lo cual el transporte debe hacerlo en su camioneta Fabio Alastruey, dato éste sobre el que tampoco parecen ponerse de acuerdo sus descendientes.
Sobre lo que sí parecen estar de acuerdo es en que no fué el alguacil Amado Lardiés quien,mandado por la autoridad municipal pertinente, se acercó en bicicleta a Ayerbe para dar aviso a la CG. Entre otras cosas porque Amado, según cuentan, nunca montó en bicicleta. Lo que nadie asegura es el nombre de quien hizo el encargo.
Lo que también se pone en duda es que, al llegar a Biscarrués dedicideran entregarse en un primer momento. Parece que tomaron esa decisión tras leer unas octavillas en las que se les ofertaba benevolencia si se rendían quienes estuvieron eboscados en los campos.

Breve resúmen de lo expuesto, recordado, argumentado o deducido esta tarde :
1.- Llegan por Ardisa , tras averiarse el coche, los siguientes: Capitanes Galán y Manzanares, Teniente Mendoza y un herido (el maestro armero). Son entre las tres y las cuatro y media de la tarde.
2.- Llegan con calzado en mal estado y hambrientos
3.- Unos vecinos encuentran un petate con armas y provisiones (latas de salmón ahumado).El petate acabará en Casa Fusilero como bolsa para el pan.
4.- Los llegados se acercan al Casino y se calientan. Solicitan a una hija de la casa traiga unas alpargatas. Las trae de casa Pito. Propina espléndida de Galán.
5.- Los llegados comen. Discrepancias acerca del menú y la mesa exacta donde lo hacen.
6.- Simón Vinué entrega una octavilla al grupo;la octavilla se la entrega a él un vecino cuya identidad se desconoce.
7.- Fermín Galán, acompañado por ¿?, se acerca al Ayuntamiento. El alcalde, Gregorio Fau, no está; Galán se identifica y se entrega al secretario del Ayuntamiento, Antonio Antoni, o al teniente alcalde.
8.- El alguacil ,Amado Lardiés, es comandado por la autoridad civil para dar aviso a la GC de Ayerbe. Lo hace él mismo en bicicleta (dudoso) o lo hace algún otro vecino.
9.- El grupo, o parte de él, regresa al Casino donde se les facilitan dos habitaciones para que puedan descansar: en una lo hacen el herido y el Teniente Mendoza y, en la otra, dos los capitanes.
10.- Las niñas de casa Fusilero curiosean y escuchan las conversaciones; por un lado los lamentos del herido pensando en su familia y, por otro, las discusiones acerca de la rendición y/o evasión.
11.- La GC se persona en Casa Fusilero. Forcejeos para evitar que se lleven al herido al que se pretende dejar en el Casino para su restablecimiento.
12.- Galán ordena cuadrarse al sargento de la GC.
13.- Accidente (o avería) del vehículo de la GC.
14.- Fabio Alastruey lleva al grupo hasta Ayerbe en su camioneta.

Cuestiones a tener en cuenta:
1.- Por cuestión de edad, ya no quedan prácticamente testigos directos conscientes de los hechos. Tan sólo se menciona a tía Pilar, de casa Fusilero, nonagenaria residente en Zaragoza y poco dada, en principio, a hablar de este asunto , enfadada habida cuenta de lo falso que se ha escrito.
2.- La práctica totalidad de los testigos vivos, octogenarios ya, no lo son de manera directa; se limitan a recordar que , de pequeños, sus padres les hablaban de que una vez pasó en el pueblo que ... Y, la verdad, apenas recuerdan nada salvo que algo sucedió.
3.- Estos testigos "de segunda generación" se contradicen entre ellos; hay muchos detalles concretos que, al menos de momento, no son capaces de relatar con exactitud y, en muchas ocasiones, más que recordar deducen.
En suma, a quien vaya a recopilar y dar forma a este batiburrillo de recuerdos más o menos difusos e ideas poco claras, mis mejores deseos. Sin duda lo que se haga, con las lagunas lógicas que irán apareciendo, contribuirán al engrandecimiento de la gesta.


* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *


11.12.2009 .- Al titiritero modo
A estas mismas horas, hace casi ochenta años, cuando una generación que comparte aún tiempos con nosotros estaba a punto de nacer, se fraguaba la esperanza en una ciudad montañesa de importancia escasa, al pie de unos montes muy alejados de los centros de poder de la España del primer tercio del siglo pasado. La esperanza dejaría paso al drama unos días más tarde , y, con él, al nacimiento de una de las más hermosas, románticas, libertadoras y, quizás, inútiles gestas de la historia reciente.
Biscarrués, en las cercanías de Ayerbe, revive en los primeros fríos de diciembre los días en que la rutina local se vió alterada por la presencia de unos hombres con botas altas y capas que, tras unas horas de descanso, desaparecieron del lugar, arrestados. Con un corto, pero intenso, programa de actos el ayuntamiento del lugar rememora los días en que Biscarrués saltó a las primeras planas de la prensa nacional.


Llegamos a tiempo, a pesar de lo enlentecedor de la niebla. Tan a tiempo que tenemos ocasión de saludar a Matías (el que pondrá punto sonoro a la representación de hoy) y a Paco ("Aquí tenemos Baturriko tabernak", bromea al sabernos guipuzcoanos). El escenario ya está listo. Sobrio, como el resto del local; tan sólo un bombo, una silla sobre la que descansa una guitarra y un teatro de juguete. Paco desaparece en un improvisado camerino mientras el "patio de butacas" se llena.
En una breve presentación de las jornadas, la edil Lola Giménez explica la motivación de las mismas y agradece a Los Titiriteros de Binéfar su buena disposición y presencia esta tarde- noche. También recuerda que mañana , sábado 12, Fernando Martínez de Baños Carrillo, coronel en la reserva y doctor en historia, disertará acerca del capitán que sublevó Jaca (¡Lástima!, estaré en Madrid fotografiando la manifestación sindical) y que el domingo 13 tras un acto de recuerdo-homenaje, los habitantes de Biscarrués harán un ejercicio de memoria colectiva.

Y comienza la representación. Aires musicales andaluces. Figura troquelada de una mujer asustada ante la pretensión de su hijo de ser militar; el pequeño huérfano Fermín Galán y su madre que barrunta tragedias futuras ... Paco cambia su voz para adaptarla a los diferentes personajes.
Cambio de telón de fondo. Africa. Desastre y , suena "A las barricadas", Fermín encerrado en Montjuich formándose y escribiendo. Jaca , aires de jota, "todos los militronchos sois monárquicos" que le espeta un crío. Gentes que se le acercan, el San Sebastián republicano conspirador (¿"Eusko Gudariak Gara, Euskadi askatzeko..."?) y las horas tempranas de la rebelión ...
En este momento, será la magia del teatro, ya no hay actor ni público. Será efecto del lugar, de las vigas troncales del techo, del encalado de las paredes o de los asientos improvisados, pero ya no estamos en un acto institucional.No; estamos en un establo, arrejuntados alrededor de un abuelo que nos cuenta una historia antigua que, no por conocida y repetida, deja de tener renovado interés. Historia de hombres que se arriesgan y que mueren; muerte que los hace inmortales, al menos mientras recordemos sus nombres y gestas. Para eso estamos aquí, juntos y atentos. Tan sólo falta el crepitar de un hogar o el leve raca raca de las mazorcas de maíz frotadas entre sí para desgranarse. Pero habíamos interrumpido la narración en uno de sus momentos cúlmen...
Cillas. El combate. Paco que recuerda los disparos de artillería con su bombo... Huída. Entrega. Arresto. Juicio. Ejecución. Descargas de fusilería imitados por secos golpes de tablas de madera. Ojos infantiles que se agrandan. Paco que recita el epílogo:"Cuatro meses después de estos hechos, la bandera republicana volvía a ondear en el ayuntamiento jaqués; y en los de toda España.". Paco que, remedando el famoso bando republicano de Galán, advierte a "todo aquel que se oponga de palabra o por escrito, que conspire o haga armas contra la República naciente no conseguirá sino retardar brevemente el advenimiento de un tiempo de justicia y libertad."
Aplausos. Incluso emoción en algunos rostros...
Termina la obra. Paco explica que el teatrillo infantil es un homenaje a Katia Acín , una de las hijas de Ramón Acín y Concha Monrás, auténticos iconos de libertad masacrados en las primeras semanas de la sublevación fascista. Comenta que las fotografías que constituyen, troqueladas, los personajes, se basan en fotos de la época. Relata que, en una de las representaciones conoció al hijo de Antonio Beltrán "El Esquinazau", que le testimonió las represalias sufridas por la familia.

Y, antes de que pueda languidecer la reunión, nos obsequia con dos mini-representaciones: por un lado la fábula de Cabra Cabrate y Lobo Lobate, con la moraleja de que la necesidad exime de pecado, y, por otro, un delicioso romance de ciego que narra las peripecias del Bandido Cucaracha. De nuevo, aplausos. Paco y Matías nos devuelven, con su silencio, a la realidad; a una realidad cercana de bandidos cucarachas desplazados por otros de mediáticas confesiones, de lobos lobates encarcelados por tratar de calmar hambres atávicas y de fermines-galanes que cambiaron aspiraciones libertarias por acumulación rutinaria de trienios.
Afortunadamente, habrá nuevas ocasiones para, a la luz de unas velas, volver a escuchar de Paco y Matías historias de capitanes valientes que , en tiempos fríos , buscaron adelantar primaveras. Y, quizás, en alguna de esas ocasiones podamos cambiar el final, olvidando Fornillos para siempre.

Puedes ver unas fotos del acto del día pulsando AQUÍ


. . .


Artículos relacionados con éste:
2009 (Varias fechas).- III Jornadas Republicanas (Huesca)
04.04.09.- Montauban : Recordando a Azaña
11.02.09.- Rememorando la 1ª República
2008 (Varias fechas).- Biscarrués y Fermín Galán
10.02.08.- Huesca: Acto Republicano