Documental Expolio Cueva de Chaves

El salón de actos del CC Matadero está a reventar. No queda un asiento libre y una veintena de personas sigue la presentación inicial del mediometraje acomodadas como pueden en los pasillos laterales. Fogonazos fotográficos de manera casi ininterrumpida ,rostros conocidos de la política local y provincial en las butacas, gentes de la cultura, ciudadanos...
En el pasillo de acceso a la sala se encuentran instaladas unas mesas; en una se vende el CD con el documental íntegro. Diez euros para cubrir los costes del mismo y, eso sí, con el permiso expreso de los autores para distribuir, copiar y difundir el film por cualquier medio siempre que no sea con fines lucrativos. En otra mesa, se recogen firmas en unas hojas en las que, entre otras cosas, solicitan a Presidencia la anulación del coto, la retirada del vallado del monte público o la expropiación de la cueva; si algún lector de esta web lo desea, puede imprimir la que pulsando aquí os muestro y remitirla, a la mayor brevedad, donde se indica.

A lo que vamos. Se hace el silencio cuando Mariano Polanco (de Ecologistas en Acción) agradece a los asistentes su presencia e implicación en el tema, a la vez que rememora el profundo sentimiento de indignación que no se disipa con el tiempo. Introduce a Daniel Orte y a Mª José urraca, los directores del film y, tras elogiar su entrega y buen hacer les cede el micrófono.
Daniel Orte hace de su intervención una retahíla de agradecimientos; a Pilar Utrilla y Vicente Baldellou por su sapiencia generosamente compartida, al centener de personas que los han ayudado en las mil tareas de una producción como ésta, a Imanat y Ecologistas en acción, a su hermano artífice de la banda sonora, a su socio Carlos, a Sandra la soportadora de sus noches en vela ... Y finaliza lamentando que haya habido que hacerse esta película; ojalá hubiera sido otra...
Por su parte, Mª José Urraca (Tote) rememora las anécdotas familiares en el entorno de la Cueva de Chaves, sus excursiones infantiles y, en cierto modo, la destrucción del soporte físico de su infancia. Denuncia también la apertura de pistas y roturaciones del terreno que destruyen el paisaje y lo hacen indigno de denominarse parque natural.

. .


* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Comienzan los 55 minutos de proyección. Muchas cosas pasan ante mis ojos. Vicente Baldellou y Pilar Utrilla manifiestan su consternación al enterarse de la barbarie cometida. La tristeza es evidente. Cambiamos la secuencia; vallados, carteles amenazantes, algún disparo, perros ... Y, tras ello, la paz; la cueva, sonido de agua, crepitar de fuego, instrumentos atávicos...
Vecinos de Sieso que nos cuentan sus vivencias infantiles ligadas siempre a excursiones en burro en las inmediaciones de Chaves; Pilar y Vicente que, nuevamente dan la pincelada docta a los recuerdos rotos; Jaime Vicente , Director de Patrimonio, hablando de la protección genérica que no protegió nada en esta ocasión; José Ignacio Lorenzo y Ángel Llamas, reconociendo lo ridículo de los medios dispuestos por los guardias del patrimonio ...
Y, para mayor desazón, el ANTES y AHORA de Baldellou, colección de fotos a cada cual más triste y ejemplo clarificador del expolio cometido. Y la valla, siempre la valla con sus amenazas explícitas. Yo os digo una cosa: ¡No saltéis la valla! Y las roturaciones y las balsas para poder fusilar mejor a la fauna. Y el amigo de los buitres denunciando a los carroñeros del patrimonio y el agravio comparativo siempre presente. Y el nombre de Victorino Alonso, y FILON VERDE, la asociación que clama por las injusticias de FEIXOLÍN y la culpabilidad de la JCyL en permitirle campar a sus anchas.
Y las imágenes de la concentración última en Bastarás. Y los razonamientos del empresariado de la zona; y la indignación de los montañeros, uno de cuyos representantes piensa que hay que desalambrar. Y Chesús explicando lo ridículo de las sanciones impuestas a FIMBAS. E Inocencio Altuna pecando de ingénuo y pánfilo, provocando las risas de los asistentes a la proyección con sus declaraciones. 55 minutos para relatar el horror, para ver una sierra cercada, roturada, aniquilada ...
Puedes ver una colección de fotogramas del documental pulsando AQUÍ

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *


Tras un largo aplauso, comienza el turno de debate, no sin antes recordar que el próximo día 29 de noviembre en Bastarás nos reuniremos para ejercer nuestro derecho al libre paso por las vías públicas que han sido secuestradas.
Entre los asistentes hay quien desea saber si Medio Ambiente ejercerá su derecho de tanteo ante la posible compra de parte del monte de Santa Cilia por parte de FIMBAS (los expoliadores, vamos); la respuesta es un lamento ante la escasísima información que proporciona el GA y el temor a que contactos políticos entre éste y los propietarios de la finca mediaticen la acción del ejecutivo.
También hay quien desea saber si ese camino público cuyo secuestro se denuncia está documentado en algún lugar. Se le responde que toda esa documentación existe y que esas vías pecuarias, planos catastrales y mapas existen, que el derecho está de parte de los ciudadanos y que es una vergüenza que el estado de cosas sea el que es; y se recalca nuevamente de la importancia de la fecha 29 de noviembre como cita reivindicativa.
Con sentido del humor hay quien solicita se le regale a Victorino Alonso (FIMBAS) una copia del documental. Los organizadores afirman haberlo invitado (¿Está Victorino en la sala?, pregunta Mariano), pero no hay respuesta.
Hay quien pregunta si esa valla estaba ya hecha o si la hizo FIMBAS. Una persona del público denuncia, con datos concretos, que se terminó de recrecer hace dos años añadiendo al expolio la explotación laboral de dos rumanos trabajando en condiciones laborales de semiesclavitud con la promesa de algún día tener "papeles".
Otro espectador, tras felicitar a los realizadores y al autor de la música, cree imprescindible que este film se vea en la televisión pública aragonesa.
Algún otro vuelve a incidir en el lamentable espectáculo de la inacción reiterada de la justicia y la pasividad o negligencia de la administración.
De los métodos de Victorino Alonso, de sus amores sindicales, de sus medios y fines se hacen consideraciones entre los presentes. Muy poco favorables para el aludido, ciertamente. El 29 de noviembre (una vez más lo reseñamos) tendremos opción a plantar cara a la prepotencia. Estaría muy bien que , por ejemplo, en legítimo uso del derecho de paso, personas que se manifiestan tan extremadamente escrupulosas con la legalidad "de papel" se nos unieran y portaran en sus mochilas unos alicates. O que las dotaciones policiales que, sin duda, allí estarán, lleven el equipamiento preciso para garantizarnos el libre acceso a las vías públicas.

. . . .

. . . .