"Al primero que encontré cuando llegué al frente de Teruel fue a Ernest Hemingway, que se alegró enormemente de verme, sobre todo cuando comprobó que le llevaba dos botellas de whisky. Le encontré como le había visto en tantas ocasiones: estaba ayudando a un grupo de milicianos a situar en posición un cañón del setenta y cinco, que se empleaba para asaltos a corta distancia. Para hemingway la guerra era eso: implicarse en cuanto ocurría a su alrededor, ayudar a los soldados novatos a cargar y descargar sus armas, hablar con todo el mundo, a veces también pelearse con todos.
A pesar de que era el corresponsal de prensa mejor pagado de cuantos estábamos en la guerra española, pienso que se le daba mejor la novela o el cuento que la crónica periodística, entre otras cosas porque era un perfeccionista y corregía docenas de veces todo lo que escribía. Su técnica no se adaptaba a las inevitables prisas de un corresponsal de guerra."

Henry Buckley. Frente de Teruel. Diciembre 1937


Henry Buckley: Corresponsal de The Daily Telegraph en la GCE


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


Víctor Pardo, Director C.I.


Hemingway. Foto Buckley


Juan Negrín. Foto Buckley



23.07.2010.- C.I. Robres

Ante la excusada inasistencia del comisario de la exposición, Carles Querol, es el Director del CI de Robres, Víctor Pardo, quien nos introduce en las circunstancias y contenido de la exposición. Comienza glosando el libro "Vida y Muerte de la República Española", obra de la persona objeto central de esta exposición y a la que califica de imprescindible lectura.
Relata Víctor que Buckey no era un recién llegado a España en 1936, sino que desde 1929 se encontraba ya en España y que participó en la guerra como corresponsal del diario conservador londinense The Daily Telegraph, aportando su visión desde el lado republicano. A diferencia de otros corresponsales que llegaron a Madrid al inicio de la guerra, él llevaba ya varios años y había presenciado la caída de Primo de Rivera así como la del propio Alfonso XIII. El día que la reina Victoria Eugenia sale de España, Buckley escribe: “Aquel día todo parecía de color de rosa. Se había producido un cambio de rumbo radical en el Estado español, un viraje de 180 grados y, todo ello, casi sin incidentes, sin apenas derramamiento de sangre... ¡Pobres españoles! ¡Qué ilusos eran, éramos, en aquella mañana del 15 de abril, celebrando la caída de un régimen, el fin del feudalismo en España! Y el feudalismo, que había dejado caer a don Alfonso porque ya no le era útil, seguía tan fuerte como antes...” (1)

Explica Víctor que las fotografías tomadas por Henry no son las de un corresponsal gráfico, sino las de un aficionado, ya que este periodista , fundamentalmente, escribía. También nos hace partícipes de la curiosidad de las fotos dobles, es decir, que , junto al fotógrafo novel Buckley, compartiendo momento y espacio, se encontraba, por ejemplo, el legendario Robert Capa, disparando ambos al mismo objetivo y, casi, con el mismo ángulo. En los paneles expositores veremos alguna de esas curiosas coincidencias.

También nos narra el Director del CI el catolicismo profundo que profesa Buckley y la crítica profunda que el papel jugado por la Iglesia española le suscita.
“Yo era católico practicante y, desde los seis años, no había dejado de ir a misa un solo domingo (...). En aquellos días del mes de mayo yo vivía este conflicto por primera vez con toda su intensidad. Por un lado, me horrorizaba presenciar la quema de iglesias, pero me horrorizaba aún más oír a los católicos criticar la República y todo lo que ella significaba. Yo había celebrado la llegada de la República porque estaba convencido de que iba a mejorar las condiciones de la clase obrera española. Había viajado a lo largo y ancho de la geografía española y me escandalizaba la miseria en la que vivían los campesinos españoles y la brutalidad con que trataba la Policía y la Guardia Civil. Me había llegado la hora de tomar una decisión. Dejé de ir a misa los domingos, supongo que no me sentía a gusto compartiendo el mismo banco en una iglesia con gente a la que despreciaba.”(2)

De las curiosidades de los corresponsales de guerra, de los medios que podían permitirse tener periodistas en ambos bandos y del trato diferente recibido por éstos según el bando en el que trabajaran nos habla Víctor, que menciona a Luis Bolín el periodista de ABC, corresponsal en Londres y gestor de la compra del Dragón Rapide, que hacía formar a los corresponsales a golpe de fusta.
Centrado en Buckley, refiere su admiración por el personaje de Pasionaria, su fijación por Líster o su conocimiento del lado más humano de Negrín. Narra su paso por diferentes frentes siempre pluma y cámara cercanas. Y su acercamiento al drama de los exiliados en sus instantes sin futuro y el desprecio que le produce la postura "no intervencionista" de las potencias democráticas europeas.

Manuel Conte, presidente de la comarca de Los Monegros, sigue en el uso de la palabra a Víctor Pardo. Su brevísimo parlamento recuerda las dificultades de mantener un centro de estas características en un pueblo de escasa demografía como es Robres y de la importancia de valorar el esfuerzo de dotar a este lugar de todas las oportunidades expositivas posibles.

Tras ello llega el momento de poder contemplar sin prisas la colección expuesta; el coche que trata de desplazarse por la carretera helada que conduce al frente de Teruel, un Hemingway siempre festivo, el barquero que les cruzará en la batall del Ebro, la familia que huye con enseres y burro hacia ninguna parte, los altercados en el paso fronterizo y así hasta una cincuentena de imágenes puestas a nuestra disposición por los hijos de Buckley y el Arxiú Històric de Sitges, localidad donde se asentó este periodista y donde falleció en 1972, tras haber cubierto para Reuters la invasión nazi de Bélgica y Holanda, la campaña del Norte de África, el desembarco aliado en Anzio y la batalla de Argel.


.




- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Henry Buckley: Exposición fotografías del corresponsal británico.
Robres, 23 de julio a 29 de Agosto 2010
Centro Interpretación, Documentación y Estudios de la G.C.
Plaza Zaragoza, s/n
22252 - ROBRES (Huesca)
974392 233 / 974570701
www.losmonegros.com/guerracivil



(1) y (2). Textos extraídos de artículo "Henry Buckley: la memoria sale del cajón". Autora: Patricia Buckley.