Para ver las fotos del actos (65), PULSA AQUÍ

Barbastro. Viernes, 8 de Septiembre.
En el lugar indicado alrededor de sesenta personas se afanan en extender las pancartas por el suelo. Barbastro, Huesca antitaurina, Libertad Animal Navarra y otras organizaciones que apoyan el acto de hoy.
Me llama la atención que hay ya grupos de provocadores en las cercanías. Justo enfrente, bebiendo y lanzando gestos e insultos, varios grupillos violentos ocupan la terraza de un bar. Comentarios y gritos, los de siempre. La policía local, que parece ser la encargada de este asunto, no establece una línea de separación entre agresores y agredidos. Al contrario que en la manifestación antitaurina del pasado agosto en Huesca (que impedía las provocaciones), los escasos efectivos actúan aquí tras producirse éstas.

Además de las peinetas y manoletinas diversas, los hay quienes se acercan con evidentes muestras de impedir el normal desarrollo del acto, insultando, vociferando y obsequiando con aspavientos y manotazos al aire a la concurrencia.
Los antitaurinos a lo suyo. Consignas habituales (Esta plaza la vamos a cerrar, Tauromaquia abolición, Para merendar no hace falta torturar ...) y paciencia y serenidad: los otros, ya se sabe.

Instantes antes de terminarse el acto, una pareja, en evidente estado de euforia, trata de arrebatar una pancarta y hace un paseíllo plagado de dedos corazones en extensión y gesto inequívoco. Menosprecia el hombre a la policía indicando que hace lo que le sale de los cojones y que se atreva a detenerlo si quiere, mientras extiende los brazos en petición de ser engrilletado. Termina su actuación agrediendo al fotógrafo testigo del paseíllo triunfal.

El día termina con lentitud y haciendo las gestiones pertinentes que el incivismo del agresivo individuo provoca. Parte de lesiones en el Hospital de Barbastro, denuncia en la GC de la localidad.. Horas de atención sanitaria; horas de atención policial, horas personales y papeleo... Todo ello perfectamente evitable si el amante de "la fiesta" hubiera seguido su camino (absolutamente expedito, por otra parte) en dirección a su sangriento espectáculo y no hubiera decidido, junto a su acompañante, salpimentar la tarde intentando arrancar una pancarta, proferir insultos verbales y gestuales, y terminar su hazaña agrediendo a un fotógrafo manifiestamente inferior físicamente. Valor torero, se conoce esa figura.

Eso sí, al llegar a casa, una buena noticia aguarda a las gentes partidarias de la abolición de la tauromaquia:
Huesca.La mesa del contratación ha decidido no prorrogar la gestión de la plaza de toros de Huesca ante la solicitud presentada por la empresa oscense, según establecía el contrato, aunque Albahaca y Plata salde la deuda que tiene pendiente de más de 65.000 € con el Ayuntamiento de Huesca. Ahora será la Junta de Gobierno quien deberá ratificar esta decisión.




Para ver las fotos del actos (65), PULSA AQUÍ