ÁGORA: Palabras sobre Manuel Benito

Aquí, en este espacio abierto,
el ágora convertida en el centro de la Cultura,
de la palabra, del recuerdo y del sentimiento.

En esta plaza pública, Manolo,
una pequeña parte, en nombre de tus numerosos amigos,
te rendimos homenaje.

Galería de fotos de la presentación del libro, pulsando AQUI


. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

16.02.2011.- El salón de plenos del ayuntamiento de Sariñena terminará el acto de hoy absolutamente lleno. No habrá butacas libres y los bancos laterales aparecerán completos. Los vecinos de Sariñena y otros muchos llegados de otras localidades coparán los espacios libres en esta presentación que trasciende los aspectos puramente literarios. De fondo, tras los oradores de hoy, tres enormes reproducciones de la obra de Manuel Benito; en la mesa, ejemplares del libro que Manuel Benito inspiró.

"Ojalá nunca se hubiera escrito este libro", comienza el acto Cruz Ullod haciendo referencia al hecho luctuoso, orígen del mismo.Brevemente agradece presencias y remata: "De cualquier modo, quiero comunicaros que, si bien la biblioteca municipal no lleva el nombre de Manuel Benito, sí lo llevará alguna de las salas de lectura de la misma".


Salvador Trallero inicia su parlamento incidiendo en el vacío humano, cultural y amical que Manolo ha dejado en Huesca. Elogia su grandeza, generosidad y buena disposición al compartir sus trabajos e investigaciones, cosa nada habitual en esos contextos.
Adelanta el rumor, casi confirmado, de que el Centro Cultural Matadero pasará a denominarse Centro Cultural Manuel Benito Moliner. Denuncia el escaso reconocimiento que la ciudad tuvo hacia uno de sus enamorados más célebres y entiende que esta iniciativa sella el reencuentro entre ciudad y escritor.
"Son diecinueve artículos de amigos de Manolo que hablan de él", continúa Salvador que lee un pequeño trozo de la colaboración de Jesús Inglada:

"Desde que te fuiste seguimos encontrando el pan amargo,sin sabor las frutas, el agua sin frescor, los cuerpos sin deseo. La palabra HERMANDAD suena falsa y de la imagen del amor quedan sólo recuerdos vagos bajo el viento.¿A donde has ido , compañero, después de que te cubriera la enorme sombra larga?"

Eugenio Monesma se remonta a las cenas-tertulia del mundillo cultural ("todos los solsticios y equinoccios", recuerda) como orígen, tras el fallecimiento de Manolo, de este libro. Afirma que decidió hacerse como homenaje y difusión de la figura de este hombre y, coherentemente, evitando todo tipo de ayuda o subvención institucional.
Brevemente, esboza los orígenes humildes de Manolo, estudiante y trabajador al tiempo; ejemplo de constancia y honradez, compaginando estudios de medicina o humanidades con jornadas en el ladrillo. Recuerda también su contribución a la recuperación del carnaval oscense y su decisivo empuje al círculo republicano de Huesca.
Denuncia Eugenio la apropiación de sus estudios y trabajos, mencionando expresamente sus aportaciones a la historia de la guerra civil en Los Monegros y al asunto de las cuevas fecundantes, iniciativa motivo de burla por parte de los mediocres de siempre y felicitación por parte de investigadores y estudiosos internacionales.

. . . .

Toño Moliner incide en la faceta más familiar y humana de Manolo. Recuerda su infancia y su dura (insiste: dura) juventud en una época en la que ser de familia pobre era un baldón a superar. En este sentido comparte con los asistentes que los libros que el prometedor alumno Manuel Benito utilizaba en sus estudios eran los que le había pasado previamente Eugenio Monesma (el anterior orador que, al igual que Toño son primos del homenajeado) que, a su vez, los había recibido del hijo del médico Coarasa.
" Desde que Manolo falta, estoy seguro que somos mejores personas, más generosos y altruistas. Eso es lo que nos ha dejado", finaliza Toño.

José Antonio Adell evoca la última vez que estuvo , en este mismo lugar, con Manolo en la presentación de su libro "Orwell en tierras de Aragón".
Alaba la capacidad que tenía para interrelacionar materias y disciplinas diversas; reitera su generosidad y lo ejemplifica con una anécdota personal en la que puso en manos de quien habla, para ayudarle a completar un trabajo, un estudio de 300 folios inédito con el consejo de que tomara cuanto necesitara del mismo.
Lo rememora como hombre de consenso, de fugaz paso por la política y ajeno al pesebrismo; política que lo decepcionó. Establece un paralelismo vital entre Costa y Manuel Benito.Glosa su enorme trabajo realizado en el Diario del AltoAragón y su incalculable número de artículos dominicales de temáticas varias, y se congratula de que haya habido alguien, en referencia a Salvador Trallero, que editara algunas de sus obras.





Será este último quien finalice el acto leyendo algunas líneas del libro:
- "Su estudio era la casa de todos, donde todo el que llegaba se sentía a gusto.Te escuchaba; era como un maestro, pero muy cercano."
José Luis Calvo
- "Voluntario de España, miliciano Manolo, que por arma usaste la palabra, la razón, el sosiego y la nobleza."
Jesús Castiella
- "La historia reciente de Huesca no se entendería sin Manuel Benito.Coincidimos poco , pero siempre supe que en él había un cómplice.Ese amigo, casi invisible, al otro lado del teléfono o del correo electrónico con quien siempre podías hablar."
Antón Castro
- "Festivo y solidario, socarrón y comprometido.Siempre en colaboración altruista con cualquier causa que, con un mínimo de seriedad, se le propusiera."
Carlos Escartín