Buscando a Román Arnal Mur



.


"A mis queridos hermanos José y Román, asesinados por el fascismo, y a todos los compañeros y compañeras de Angüés que sufrieron su barbarie
Para que mis hijos, mis nietos
y mis sobrinos no los olviden."
MARTÍN ARNAL MUR

Memorias de un anarquista de Angüés ... Dedicatoria
Autor: Martín Arnal Mur
Edita: Raúl Mateo Otal


Román Arnal Mur
Natural y vecino de Angüés (Huesca). Hijo de José y de Clementa.
Jornalero. Soltero. 24 años. Afiliado a la CNT.
Sin fecha de detención, es "puesto en libertad" el 4 de enero de 1937, por orden del coronel gobernador militar, en una saca de 5 presos de Angüés. Su cadáver fue recogido por la ambulancia nº 24 de la Cruz Roja y sepultado en el cementerio de Las Mártires.
Su hermano José fue "puesto en libertad" el 23 de agosto de 1936.

NUNCA HEMOS OÍDO PEDIR PERDÓN, pág.31
Autor: Toño Moliner Larré
Edita: CRMAHU

Para ver fotografías de la exhumación, pulsa AQUÍ




.



.



.


Este nuevo proyecto, que venía gestándose tiempo atrás, comienza hace unos pocos días con el mensaje recibido de Miguel Ángel Capapé (compañero de ARICO), casi simultáneo con otro de Jeanne Arnal, en el que se nos informa del inicio de trabajos que buscan encontrar a Román Arnal (uno de los dos hermanos de Martín Arnal Mur asesinados). Vecino de la localidad cercana de Angüés, localidad que conoció muy intensamente la represión tras el golpe, las colectivizaciones en plena guerra y el posterior exilio.
Actualmente en dicho pueblo se erige un memorial a los represaliados. Una placa, con el mismo tema se colocó por el CRMAHU, a instancias de Martín Arnal Mur, en el cementerio que, una vez más, vamos a visitar con finalidad memorialista. ARICO, CHARATA, Batallón Cinco Villas y CRMAHU van a colaborar en este nuevo proyecto, bajo la supervisión de Javier Ruiz (arqueólogo).

Domingo, 7 de octubre,
Junto al grupo de familiares, técnicos, voluntarios y amigos que van a participar en la exhumación de Román Arnal Mur, se hace presente un viento helador que recorre la pequeña loma donde se asienta este cementerio situado en el Parque Mártires de la Libertad. A pesar del sol, a pesar de esfuerzo físico inicial (pico y pala), la sensación térmica es gélida.

Profusión de medios en el ámbito de la excavación. Productora alemana de CANAL ARTE con cámara, redactora y técnico de sonido. Gervasio Sánchez saludando, fotografiando y entrevistando a Martín. Marco (productora "Sueños colectivos") embarcado en un proyecto de documental no perdiendo detalle. Y Pablo Ibáñez, de Arainfo, que acude a documentar y fotografiar el trabajo.
Y el citado Martín recibiendo las atenciones y afecto de los presentes: Siéntate aquí. ¿Tienes frío? Bébete esto, que está caliente... Y nuestro icono anarcosindicalista, desde la imponente altura de sus 97 años próximos a cumplir, asomado a la fosa, siguiendo cada golpe de pico, cada rascada de pala, cada pequeño movimiento de tierras. Sin una queja por el aire, sin una protesta por las incomodidades del lugar.

"Aquí, a pesar de alguna indicación que se nos ha hecho en contra, dice Martín señalando la línea que partiendo del ciprés en cuyo pie horadamos continúa en dirección a la pared del cementerio, están enterrados quince angüesinos" Y enumera las tres sacas de cinco víctimas cada una, las fechas de los asesinatos y las circunstancias. Y termina:"Y aquí está mi hermano Román, un joven incapaz de matar nada. Aún me acuerdo que al ver un ratón salir corriendo en el campo, impedía que nadie le hiciera daño, porque tenía vida..."

La jornada transcurre entre rebajes del terreno. Hay que llegar a los 90 cms de profundidad. En el camino decenas de huesos desarticulados procedentes de relleno y que acabarán, casi con toda seguridad, en el osario común del cementerio municipal. Ya al finalizar la mañana llegamos a la localización de tres cráneos articulados. Están en una posición que nos obliga a ampliar el área de excavación, lo que implica retirar, de manera monentánea una lápida marcando previamente su emplazamiento con vistas a su reposición.

La jornada, a eso de las 18:00 horas, se vé interrumpida por la amenaza de lluvia que se concretará minutos después. El tiempo justo para tapar la fosa, cerrar la carpa y asegurarla. Mañana continuamos.

Para ver fotografías de la exhumación, pulsa AQUÍ

Lunes, 8 de octubre
Continuamos el trabajo en un día claro y sin viento que permite una cierta comodidad.
Como es habitual, el trabajo va avanzando pausadamente. Viene una mujer a donar una muestra de sangre para análisis de ADN. Quizás haya suerte y pueda identificarse alguno de los hallados como familiar.

Se llama a Toño Moliner, el hombre de la lista, para identificar de manera documental y con las precauciones debidas, los restos de las cinco personas localizadas. Según informa estas identidades pueden ser las de ...
1.- Román Arnal Mur. Angüesino. Jornalero. Soltero. 24 años. CNT
2.- Ramón Bonet Buil. Angüesino. 25 años. CNT
3.- Fabián Alsina Soliva. Angüesino. Alfarero. 26 años. CNT
4.- Miguel Cardiel Huguet. Angüesino. 27 años. CNT
5.- Manuel Gallo Brusau. Angüesino. Labrador. 35 años. Soltero. CNT

Se debe ampliar nuevamente la zona de excavación al haber aparecido dos cuerpos superpuestos. Mañana iremos con ello.

Martes, 9 de octubre
Nublado. Muy nublado amanece este martes.
Volvemos a ampliar el área de trabajo.
Recibimos la visita de otros familiares que desean prestarse para identificaciones de ADN. Nos vuelve a acompañar Gervasio Sánchez que interrogará a Toño Moliner acerca de número de personas ajusticiadas en este lugar y a Juana Arnal sobre las intenciones de las familias afectadas por la "fosa de Angüés".

Ya por la tarde se reanudan los trabajos. Comienzan a limpiarse los restos articulados de los cinco cuerpos. El puzzle se recompone.
Mañana será un día interesante, con el final de los trabajos de campo a la vista.

Miércoles, 10 de octubre
Jornada larga, siempre con la amenaza de la lluvia. Incluso la empleada minicipal nos avisa que la previsión metereológica para mañana es nefasta para el trabajo que estamos realizando.
Es un día de limpiar y descubrir restos. Cinco restos y suma y sigue que deberá quedar para próximas excavaciones. Horas de trabajo con apenas un descanso para tomar un bocadp. A eso de las 18:00 horas truena y comienza a llover. Rápidamente se cierran las carpas y se recoge el material.
Ültimas fotos, últimas mediciones... Mañana puede ser un gran día.

Jueves, 11 de octubre
Martín ha pasado una muy mala noche. Dificultades para respirar y para dormir. Posiblemente efectos de la baja temperatura del domingo. Aún asñi, aquí seguirá una buena parte de la jornada, simplemente mirando de manera fija los restos que descansan, quizás pretendiendo adivinar en la forma de los cráneos algún rasgo familiar.

Comienza el levantamiento de restos. Uno a uno los cinco individuos son levantados con exquisita meticulosidad. Identificadas cada una de las partes, embaladas por separado en la caja correspondiente. Aparecen más proyectiles; algunos junto al cráneo, uno en el pecho, otro en una mano. Nada ya puede sorprendernos.

El equipo arqueológico no come; lo hará al finalizar su trabajo, pasadas ya las siete de la tarde, cuando las cajas estén ya preparadas para su traslado al laboratorio antropológico.

Oscurece ya cuando se tapa la fosa y se protege con vistas a una nueva intervención, en un futuro próximo. Cuando abandono el lugar, bajo la amarillenta luz de un foco se resaltan las figuras de las hijas de Arnal y el arqueólogo comentando planes futuros de convertir este lugar en pedagógico referente.


Para ver fotografías de la exhumación, pulsa AQUÍ