No hay nada que celebrar. El odio de unos espadones a una República (la del Frente Popular, no lo olvidemos) y una doctrina militar imbuida de la necesidad del crónico golpe de timón a la política española. El deseo de las potencias totalitarias europeas de tener un campo de pruebas de armamentos nuevos y la debilidad y cobardía de las democracias parlamentarias europeas, cuyo pasivo papel engordó el auge de los fascismos y propició la II Guerra Mundial.
No hay nada que celebrar. En Huesca una reunión en el Gobierno Civil, ahora sede de Ibercaja, en el Coso. La negativa a armar al pueblo, acorde con el pensamiento, entre otros, de destacados líderes anarcosindicalistas, y el "Sálvese quien pueda". Con ello,con su negativa a la resistencia, entraron de hecho en capilla las más de un centenar de personas que serían asesinadas en las semanas posteriores.

Nada que celebrar, en suma. Pero mucho que recordar. Por ello, por exigencia de justicia, por negativa a acatar leyes de punto final, la práctica totalidad de asociaciones republicanas oscenses que operan en nuestro territorio (y cuyas huellas pueden verse a lo largo y ancho de nuestra geografía en forma de memoriales, placas, exhumaciones ...) han acordado, en el 80 aniversario del inicio del terror, salir a la calle con el grito unánime que Madrid hizo universal: ¡¡NO PASARÁN!!

Para ver las fotografías del acto, pulsa AQUÍ






A las 19:15 horas inician la marcha de condena alrededor de 70 personas. Tras una pancarta improvisada con dos banderas republicanas cosidas, marchan setenta hombres y mujeres.En la pancarta el lema que nos une, el NO PASARÁN icónico que denota una voluntad férrea de impedir el paso a los que sí que pasaron y se establecieron durante cuarenta años; los mismos que, al marcharse, dejaron una monarquía como heredera y continuadora del "todo atado y bien atado". En esta ocasión el refranero popular (muerto el perro , ya se sabe...) erró de pleno.

Pues bien, estos resistentes que portan diferentes enseñas y marchan tras la tricolor, muestran con orgullo su sentir, su exigencia de justicia y su voluntad de expresar con claridad que pudo perderse la guerra, pero que la paz (la que se basa en la justicia y no en el silencio de los cementerios) no está perdida; que los cautivos y desarmados del ejército rojo no renuncian ni a su libertad ni a sus armas, que nunca puede desarmarse a quien como arma más letal dispone de su pensamiento y palabra. Y que nunca se rindieron.

El recorrido es corto; el calor, intenso. En el trayecto, se corean constantemente los lemas republicanos más conocidos. La tercera república, el adiós de Felipe, el poder popular... Incluso la indigestión de los escualos por sobredosis de carne borbónica.
Llegamos a la altura de IBERCAJA. Allá estaba la sede del Gobierno Civil, uno de los edificios de Huesca que encierra entre sus muros el dolor y la desesperación de la parte no afecta de esta ciudad al azul falangista y al caqui militarote golpista.
En este lugar se realiza la lectura de los comunicados. El CRMAHU que, junto a sus planteamientos conocidos, aboga por resistir contra esas actitudes de fascismo enquistado en tantas y tantas facetas de nuestra cotidianeidad. Las gentes de Binéfar, empeñadas en continuar el combate contra la injusticia institucionalizada y haciendo especial hincapié en la presencia de torturadores y asesinos libres por nuestras calles. Miembros del Josefina Buil que en una intervención estructurada casi de manera poética y usando la anáfora como eficaz y expresivo recurso literario (quiero recordar, quiero recordar, quiero recordar...) que alcanza su clímax cuando afirman que no piden un minuto de silencio, que bastante silencio ha habido ya.
Y para terminar, la intervención de las gentes tricolores del Alto Gállego, que insisten en que la carnicería estaba preparada, que, aún hoy en día hay gentuza que nos recuerda que por espacio no será, que aún hay muchas cunetas libres que llenar...

Ningún incidente. Tan sólo el exabrupto de una anciana, vestida con el hábito religioso de quienes tanto tendrían que expíar de manera penal (en un país libre de temores a condenas eternas e injerencias de organizaciones religiosas, aclaro) que murmulla un ofensivo "¿Que circo es éste?", denotando el talante que aún perdura en muchas mentes que habitan en conventos e iglesias y que llevaron a bautizar (nunca mejor dicho) como Cruzada lo que constituyó una de las mayores afrentas de nuestro siglo XX a los derechos humanos.




Carlos
.


.
.


.
.


.
.


.
.


.


.
.


.
.


.
.


.





.


.

INTERVENCIÓN del Círculo Republicano Manolín Abad de Huesca (CRMAHU)

Tras agradecer, en nombre de los convocantes, vuestra asistencia a este sobrio acto de memoria y, sobre todo, de resistencia, debo agradecer, en el mío propio, al Círculo Republicano Manolín Abad de Huesca, por haber delegado en mí para expresaros lo que sigue:

80 años se cumplen de la sublevación militar que acabó con las esperanzas de justicia y libertad que entrañaba la II República. Y, concretamente, el gobierno del Frente Popular, que era el objetivo a batir de los asesinos.
Todavía hay gentes que entienden que recordar algo tan obvio como esto es guerracivilismo, que clamar por los aún no exhumados de cunetas y fosas comunes o hacerlo por aquellos cuyos restos siguen secuestrados en el infame sepulcro a la mayor gloria de los asesinos es reabrir heridas…
Todavía hay quien aboga por pasar página (cuando no directamente arrancarla) sin haberla leído; hay quien, en prescindible buenismo cómplice, asegura que el olvido y el perdón son bálsamos que todo lo curan.

Y así nos tienen a la mayoría de nuestra generación, en un limbo histórico que nos señala, por ejemplo, lo perverso de Mauthausen pero que nos oculta (SALVO CONTADAS EXCEPCIONES) que una parte importante de los que allí perecieron eran de Aragón. Y gentes republicanas. Y apátridas , por orden del franquismo imperante.
O que apenas nos relatan quien era Manuel Azaña, ese hombre , presidente de la II República, que murió en un hotel de Montauban que pagaba la embajada mejicana y con cuya bandera fue enterrado porque la tricolor producía fiebres al infame mariscal Petain que temía importunar a los nazis. El agraviado Azaña, al cual la corporación de Monzón aún debe la restitución de su nombre.
Y otras tantas cosas que nos ocultan por inconveniencia, por pereza mental, por no molestar a los que aún pretenden vetar conocimientos, por no significarse, por no arriesgar la jubilación, por, en definitiva, miedo a la libertad.

En este 80 aniversario de ese golpe militar lucho porque, sin temores ni timideces, la historia de ese momento vivido (y la de sus consecuencias) penetre en el sistema educativo español, con rigor, pero sin el menor miedo a mancharse de verdad y tomar partido.
Y en este 80 aniversario, abogo por seguir luchando contra el franquismo que persiste. Contra ese régimen perverso que debe ser condenado por cualquier partido o institución que tenga un mínimo de dignidad y coherencia democrática. Sin ambage alguno alguno y sin reservas mentales.

Y también abogo por resistir contra ese fascismo, la ideología que aspira a esclavizar nuestros cuerpos y mentes. Por luchar y vencer esas actitudes profundamente fascistas y asesinas que tienen por objetivo dominar, violentar y asesinar. Me refiero al terrorismo machista que pretende decir a las mujeres como vivir, como vestirse, que roles ocupar…

Me refiero a las conductas fóbicas contra diferentes naturalezas sexuales; me refiero a esos lobbys empresariales que desvirtúan convenios y que pretender empobrecer, por falta de acuerdo, a nuestros hombres y mujeres que pueblan el mundo laboral y cuyas condiciones, impuestas, acercan aún más el esclavismo puro y duro.

Me refiero a los que pretenden ejercer leyes mordazas desde despachos institucionales o desde posiciones de falsa progresía aludiendo a interesadas protecciones de imagen personal.

Me refiero a ese fascismo medioambiental que pretende despoblar territorios enteros instalando en ellos negocios que sólo benefician a los caciques de siempre, lindaneando o purinificando nuestro aire, tierras y aguas.
En esta lucha que cada cual eleve la enseña o bandera que prefiera. Todos aquellos colores de libertad, en las combinaciones diversas que cada hombre y mujer desee, tiene cabida en las trincheras que nunca abandonamos. Y, para terminar, en alusión a todo lo que nos une a quienes aquí nos encontramos, os ruego gritéis conmigo:
¡¡VIVA LA REPÚBLICA!! ¡¡VIVA LA LIBERTAD!!

Para ver las fotografías del acto, pulsa AQUÍ





Pilar
.


.


.


.

INTERVENCIÓN del Ateneo Republicano de Binéfar y Comarca

Hoy se cumplen 80 del inicio del genocidio fascista. Muchos de nuestros cadáveres siguen estando en cunetas y fosas comunes víctimas de una campaña de acoso y olvido.
Se nos asesinó, se secuestró a nuestros hijos e hijas, se expolió lo poco que teníamos, se condenó al hambre, al ostracismo y a la vejación perpetua a nuestras familias. Se nos exilió, se nos esclavizó en faraónicas obras de megalomanía franquista, se nos privó de patria, se nos robó nuestra identidad, se nos difamó, se nos satanizó…
Y nunca se nos ha hecho justicia. El franquismo sigue teniendo quien lo justifica y, sobre todo, quien se niega a condenarlo argumentando indignas posiciones de equidistancia muy similares a las que permitieron, tras el ensayo en España, el auge de los regímenes autoritarios en Europa.

Algún día, los firmantes de la ley de punto final que permite que torturadores y asesinos (fieles servidores del Estado nacido entre paredones teñidos de sangre) señalados paseen impunemente por las calles y plazas de este país que aún, tiene miedo a despertar de la pesadilla de una dictadura cuyos tentáculos llegan hasta nuestros días.
Pero aquí seguimos, con nuestras banderas en alto y nuestra firmeza exigiendo la restitución la le legalidad republicana con la proclamación de una tercera República, y la Justicia, Memoria y Reparación para las víctimas del franquismo.
VIVA LA REPÚBLICA

Para ver las fotografías del acto, pulsa AQUÍ





Mapi
.


.
.


.
.


.
.


.
.


.
.


.
.


.

INTERVENCIÓN del Ateneo Republicano Josefina Buil de Monzón (CRMAHU)

Esta tarde quiero recordar a aquellos hombres y aquellas mujeres que al despertar el 18 de julio de 1936 no sabían que no verían un nuevo amanecer.
Quiero recordar a todos aquellos españoles que no esperaron a ser llamados por el ejército para defender la República legítimamente constituida. A los hombres que fueron asesinados incluso antes de que pudieran alistarse para defenderla, así como los que murieron en campo de batalla como en los bombardeos.
Quiero recordar a todas las mujeres españolas que se unieron en la defensa, tanto en primera línea como en la retaguardia. A las mujeres que vieron como se llevaban a sus padres, sus hermanos y sus hijos para no verlos mas, negándoles el luto, llorarlos en público y decir que los habían matado. A las mujeres detenidas; torturadas y violadas, o escarmentadas en público, rapándoles la cabeza y paseándolas después de haberles hecho beber aceite de ricino.

Quiero recordar a los niños y niñas que no llegaron a nacer porque murieron en el vientre de sus madres. A aquellos que salieron de España para no vivir la guerra y que no pudieron regresar. A aquellos que les fueron arrebatados a sus madres, siendo criados por parejas ajenas a su familia.
Quiero recordar a los hombres y mujeres que vinieron de todo el mundo para defender la república y que murieron en ella.
Quiero recordar a las familias que quedaron separadas por el exilio y que tardaron décadas en volver a reunirse o sólo verse.

Quiero recordar a aquellos y aquellas que se convirtieron en españoles de tercera una vez terminada la guerra. A aquellos que fueron perseguidos, encarcelados y/o fusilados. A aquellos que fueron purgados, perdiendo sus oficios y sus títulos académicos.
Quiero recordar a todos aquellos y aquellas cristianos que perdieron su fe en Dios al ver cómo la Iglesia no predicaba a favor de la paz y el perdón en los púlpitos de los templos, alentando las denuncias, generando la desconfianza entre familias y amistades. La fe es un don que sólo da Dios y que no puede imponerse.

No voy a pedir que guardemos un instante de silencio, porque así llevan décadas esperando. Pido que elevemos nuestras voces para exigir que sean jueces los que ordenen abrir las fosas. Que levanten acta de las mismas. Que los restos de más de 100.000 personas sean identificadas y custodiadas hasta que puedan ser reclamados por sus familiares.
Hoy, 18 de julio de 2016, condenamos el golpe de Estado; organizado y perpetrado por un sector de españoles que creían que sólo ellos podían definir las características de un español, de una española; y cuál debía ser el destino de España.
Salud y Republica

Para ver las fotografías del acto, pulsa AQUÍ





José Ángel
.


.
.


.
.


.
.


.
.


.

INTERVENCIÓN del Círculo Republicano del Alto Gállego

Hoy, hace ochenta años de una traición, hoy hace ochenta años de una chapuza, fracaso un golpe de estado que nos llevó a una carnicería y que difumino las verdaderas intenciones de Sanjurjo, Mola y sus secuaces traidores a un gobierno constitucional. Se rebelaron contra la democracia, cuando esta dio la voz al pueblo y desde luego eso no era lo que interesaba a sus dueños, los terratenientes y la Iglesia Católica.

Difumino sus verdaderos intereses porque si el golpe hubiese tenido éxito la carnicería no se hubiese evitado, estaba en sus planes el ejercicio de un genocidio sistemático, de la muerte de la suficiente gente que generase tal ambiente de terror que haría que sus intereses se viesen salvaguardados por mucho tiempo. En efecto, después de la guerra, sedientos de sangre siguieron con el genocidio adelante, ya que la guerra no fue el fin de la matanza, siguieron matando a todo aquel que supusiese el mas mínimo riesgo de sus indecentes intereses.

Seguimos aún bajo aquel trauma, con consecuencias trágicas, con una democracia a medias en la que el mas mínimo atisbo de supuesta amenaza a sus turbios intereses sacan sus viejos fantasmas para que la herida mal curada vuelva a sangrar, nos recuerdan incluso que hay muchas más cunetas que entonces, que por espacio no será.

No tenemos que olvidar, y tampoco tenemos que perdonar el genocidio, porque fue eso lo que hicieron. No es una cuestión de venganza ni rencor, solo es una cuestión de Justicia, es también una cuestión de dignidad y junto con los otros valores que mueven a la Republica, nos debe dar fuerzas para que, sin perder de vista el pasado de España, luchemos por un futuro republicano, que nos devuelva a todos los españoles todo aquello que nos robaron, nuestra dignidad, nuestra justicia, nuestra fraternidad, nuestra igualdad, nuestra solidaridad y sobre todo nuestra libertad, para que podamos desarrollar nuestros derechos y ejercer nuestros deberes en plenitud.

Para ver las fotografías del acto, pulsa AQUÍ




AVISO PREVIO:
Por acuerdo acerca del desarrollo del acto, estimaron las organizaciones convocantes que, al término del mismo, tomaran la palabra las asociaciones republicanas oscenses que así lo estimaran. En la parte final el PCPE nos indicó que habían preparado una intervención para su lectura. No podíamos dejarles leer porque , en dicho caso, debiéramas haber hecho conocer con antelación a otras organizaciones presentes que podrían hacer lo propio. Se les hizo saber el acuerdo tomado a los representantes del PCPE y lo entendieron de manera inmediata.
Pero, por una cuestión de cortesía, reproduciremos en esta crónica su aportación y animamos a cualquier otra organización que así lo desee a hacer lo mismo en la seguridad de que serán tratados de análoga manera.

INTERVENCIÓN del PCPE

DESDE EL PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA QUEREMOS SUMARNOS A LAS MANIFESTACIONES NACIONALES EN UN ACTO DE REPULSA Y CONDENA CONTRA EL GOLPE DE ESTADO FASCISTA Y GENOCIDA QUE TUVO LUGAR EN ESPAÑA HACE 80 AÑOS
Debemos tomar este día para reflexionar sobre el pasado para que no volvamos a permitir que suceda, también, por supuesto, para honrar a los que cayeron luchando contra el golpe de Estado o por culpa de la criminal represión sin importar la ideología que tuvieran. Para hacer justicia los golpistas deben ser juzgados porque los crímenes de lesa humanidad no prescriben también debemos exigir de las autoridades que impidan a los neofascistas hacer exaltación del aniversario del criminal golpe de estado, posterior genocidio.

La memoria sigue muy viva, nosotros no olvidamos nuestras banderas siguen en alto y seguimos luchando por la verdad la justicia y la igualdad.
DEBERÍAMOS MARCARNOS TRES OBJETIVOS: que la Iglesia pida perdón por los actos bélicos, que condenen el golpe de Estado del 18 de julio DE 1936 contra la segunda republica un estado legítimamente constituido y emanado de la voluntad mayoritaria en las urnas y que hagan públicos todos los archivos eclesiásticos relacionados con la represión de la dictadura.
“Por acción o por omisión, la jerarquía católica fue partícipe y legitimadora de los crímenes de la dictadura, impuso una educación castradora en la enseñanza, persiguió a toda persona que se oponía al genocidio fascista haciéndolos esclavos para la construcción de pantanos, túneles, etc. en unas condiciones de vida infrahumana

Pero la condena no es la única preocupación que recorre las mentes tras cumplirse 80 años no olvidamos que el golpe sigue vigente y que todavía hay mas de 100.000 españoles que fueron TORTURADOS Y ASESINADOS por los represores franquistas y que sus familias siguen buscando. Por eso, exigimos de las instituciones en el conocimiento de la verdad realizando la apertura pública de todos sus archivos relacionados con la represión “que puedan aportar pistas para encontrar a los desaparecidos o para conocer el paradero de personas que todavía no han sido encontradas por sus familias”.
Decir que no pararemos hasta recuperar lo robado, los niños, la verdad y la justicia y también la republica que sigue secuestrada.
Dicho todo esto, desde el PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA, queremos hacer un llamamiento a toda la clase obrera y las capas populares, para que se organice y luche, hacer justicia y que no se vuelva a repetir eliminando de la sociedad la lacra del fascismo, la represión y las injusticias como son el paro los desahucios así como los recortes en sanidad y educación, la reforma laboral y todas las medidas anti obreras y anti populares que han legitimado con mentiras y engaños, porque si todo lo producimos todo lo decidimos.
Esto solo se consigue en una sociedad nueva donde se haya superado la etapa más negra de la humanidad que es el capitalismo y establecer una sociedad sin clases donde exista la justicia como es el socialismo-- comunismo.
¡¡ TODO PARA LA CLASE OBRERA!!
¡¡ SIN REVOLUCION NO HAY CAMBIO!!
¡¡VIVA LA REPÚBLICA ¡!


Para ver las fotografías del acto, pulsa AQUÍ