Dejémoslo claro: Esta reseña, al igual que todas las que aquí se publican, tiene un componente subjetivo; quiero decir con ello que las opiniones que el redactor de este texto expresa son de él mismo y que la entidad organizadora de este evento es ajena a ellas.

I Jornadas sobre EPC y Derechos Humanos (2)

01.03.09
La "Asociación Cultural Amigos de la Ciencia y la Investigación" afronta hoy la segunda y última jornada de exposición y debate.Tras el éxito de asistencia y organizativo de ayer , destacado entre todos los asistentes el número y la variedad de los ponentes, el reto hoy es mantener el listón a la altura conseguida, si bien , ya estamos avisados desde la víspera, uno de los ponentes, Basam Madani, no podrá participar debido a un episodio coronario reciente.

Como coordinadora de ponentes actuará hoy Belén Orduna, que comienza su labor presentando a Javier Vicente Martín, del Area de Educación de IU. Javier niega posibilidad de adoctrinamiento en la materia EPC y recurre a la RAE para definir adoctrinamiento y doctrina. Tras ello, pasa una serie de fotografías de la España de la dictadura (brazos en alto, escolares saludando al estilo fascista, etc ...) para llegar a la pregunta retórica que estima clave: "¿Por qué la Conferencia Episcopal nunca dijo nada? Y eso que en esos tiempos que, por edad, viví, se adoctrinaba.", termina.
Continuará defendiendo la EPC como una manera de poner en contacto al alumnado con una serie de valores asumidos por la práctica totalidad de la sociedad, apostando por la tolerancia con lo tolerable y la intolerancia con lo intolerable , y negando nuevamente la posibilidad de proselitismo." A veces los adolescentes tienen unas posturas dogmáticas, cortantes, y es difícil reflexionar con ellos, pero es nuestra tarea., prosigue, El problema de fondo es que, a veces, el Estado debe intervenir contra determinados grupos endogámicos para garantizar la escolarización de sus hijos."
Terminará su intervención Javier Vicente mostrando su disconformidad con la judicialización de la enseñanza.


Le sigue en el turno de palabra Miguel Martín, Pte. de Amistad Judeo Aragonesa que dice que, "normalmente, los judíos se agrupan en sus propias escuelas y, si ello no es posible, en cualquier escuela. En las escuelas judías no hay EPC, no por rechazo, sino porque toda esa temática se aprende y se enseña en familia, en casa."
También afirma que "el niño judío que estudia en Irán o en Nueva York reciben en la escuela judía , la misma educación. Hay un Corpus general que ha servido para perpetuar una herencia cultural y religiosa estable en el tiempo.Es muy importante la idea de memoria y tradición para le educación del niño".
Posteriormente se extiende Miguel acerca de las escuelas en Israel y la diversidad de ámbitos de escolarización y enseñanza. Se refiere luego a los tópicos del judío que se aísla y no participa, negándolos de plano y, sin citarlos, recordando que hay personas de orígen sefardí que ocupan cargos de influencia en la sociedad española.
Finalmente, y centrándose en la EPC, afirma que el judío contemporiza y que el escolar judío asiste a la asignatura; que la formación en valores que ciuenta es la que se le da en familia.


Es ahora María Herrero, Portavoz Educación en las Cortes de Aragón (PAR) quien toma la palabra.
"Alguna Editorial aborda los contenidos de EPC de una manera cuestionable" comienza; y prosigue: " En España se ha politizado la educación y se la ha usado como arma arrojadiza. Cambios y más cambios que agotan al prtofesorado, debería haber un pacto de Estado que diera estabilidad a este asunto. Quizás no hubiese tenido ese rechazo si se hubiese hecho con consenso; si no se hace así se acaba creando un problema. No se puede legislar contra media sociedad. Y no sé si debe ser como una asignatura o cómo pero, indudablemente, debe educarse en valores."
Valores que la ponente cree , se practican y conocen por agentes educadores externos a la escuela, desde grupos de scouts a medios de comunicación, asociaciones y grupos diversos. Y termina María reconociendo el derecho de los padres a oponerse, caso que entiendan que éstos pueden verse violentados en su derecho a educar moralmente a sus hijos, y solicitando de ellos participación.


Antonia Avilés, Portavoz Educación en las Cortes de Aragón (PP), es quien se dirige al auditorio.
"Hablar de EPC es, ahora, hacerlo de los libros que la ilustran; a veces, libros buenos y, en ocasiones, libros que dejan mucho que desear; libros que interrogan sobre la identidad sexual del educando o que proponen el debate de la existencia de Dios en foros inapropiados. Y libros que , tratando los mismos contenidos, son absolutamente diferentes cuando no opuestos."
Antonia lanza preguntas y propone temas de reflexión en una intervención perfectamente modulada. Menciona la sentencia de T.S. y la posibilidad de adaptación de los contenidos al ideario de cada centro."No me sorprende que haya habido padres que hayan objetado; lo que me sorprende es que haya habido tan pocos, resultado, posiblemente, de la falta de información de muchos. Es preciso que los padres estén presentes siempre en la educación de los hijos y que se impliquen activamente en la misma. Y, sobre todo, no crear problemas donde no los hay."
Y termina Antonia: " Un asunto de esta envergadura debía haber tenido desde el principio el consenso más amplio posible.Si llegamos a gobernar y este tema sigue igual, QUITAREMOS esta asignatura a no ser que, ahora, podamos recuperar un consenso que no debíamos haber perdido y encauzarla. ¿Cómo? Posiblemente haciéndola no obligatoria.


Margarita Périz, Senadora por Huesca (PSOE), toma el micrófono. Tras resumir históricamente el proceso LOE-LOGSE-LOCE-EPC, defiende tanto el consenso obtenido por el gobierno en este asunto ,en clara oposición a otros ponentes, como la obligatoriedad de la misma. Del mismo modo hace un análisis comparativo entre el modelo educativo español y otros europeos, para defender la implantación de la materia.
Cita, en apoyo de sus argumentos a Eva Almunia (EPC es necesaria para vivir en sociedad, es una hoja de ruta que nos lleva de lo personal a lo colectivo) y niega el adoctrinamiento de la asignatura que desde sectores conservadores se denuncia; afirma que no hay objetores ya, sino promotores del absentismo escolar y llama irresponsables a los padres "que se lanzan a esta aventura sin futuro". Cita a Mercedes Cabrera ("Es momento de pasar página. Pido a los padres y madres que realicen un acto de responsabilidad y permitan que regrese a las aulas"). Desde su punto de vista, afirma Margarita, es la extrema derecha quien objeta. "La FERE imparte con normalidad la asignatura e, incluso la editorial SM ha editado ya un texto ad hoc.", apunta. Termina su intervención argumentando que los objetores no son tantos y que le gustaría saber donde estaban estos padres cuando testigos de Jehová o Marroquíes le solicitaban a ella, como maestra, que eximiera a sus hijos de educación física.


Apartando EPC del centro del debate, es Vicente Calatayud, Catedrático de Neurocirugía de la UZAR, quien comienza su exposición centrada en los Derechos Humanos.
Apoyándose en un archivo informático, realiza un instructivo recorrido histórico acerca de cómo se han ido entendiendo y gestando eso que llamamos derechos humanos a lo largo del tiempo, citando, incluso, figuras claves de la filosofía occidental. Desde el Cilindro de Ciro I el Grande hasta la última declaración de DD HH, diversas diapositivas van ilustrando la oratoria de Vicente. Finalizado el recorrido histórico, el ponente clasifica los derechos humanos en diferentes apartados. Los sistematiza en generaciones, siendo la primera los civiles y políticos; la segunda los económicos , sociales y culturales , y la tercera, los vinculados con la solidaridad.
También nos informa de las contradicciones y disputas entre quienes sistematizan estos conceptos. La interesantísima exposición finaliza con un aplauso.


Fernando Elboj, alcalde de Huesca es el encargado de cerrar las jornadas.
Comienza el alcalde agradeciendo a la organización el hacer de Huesca foro de debate de cuestiones como ésta. Continúa su discurso alabando la convivencia existente en Huesca, " una ciudad abierta y plural, en la que la convivencia se lleva sin traumas ni conflictos sociales importantes. Incluso cuestiones como la memoria histórica y la implantación de pautas democráticas han sido bien tratadas y asumidas por esta ciudad. Y, llegado a este punto, quiero rendir homenaje al obispo fallecido D. Javier Osés, que marca muy bien lo que siempre debiera ser y siempre no es. D. Javier Osés fue uno de los grandes defensores y practicantes de los grandes compromisos democráticos: la tolerancia, el diáologo y la diversidad."
Termina manifestando su adhesión a la configuración del Estado Laico, porque "desde el mismo se puede defender la pluralidad y los derechos de todo tipo; el estado laico es lo más opuesto a un estado sectario. Debe ser la gran garantía de la libertad, de la democracia y de la pluralidad."


Finalizado el acto de clausura, es el momento del balance y la despedida. Balance positivo no sólo por la realización de las jornadas en sí mismas;también por su ubicación (Huesca), por el debate generado, por el número de agentes sociales que pudieron fijar posiciones, por las notables presencias y por las, ALGUNAS INJUSTIFICABLES, ausencias de, por ejemplo, miembros de equipos directivos y docentes de colegios de la ciudad.
Y permítaseme expresarme también: Personalmente pienso que la mejor norma es la que no existe, porque su existencia no es necesaria. En ese sentido opino que el respeto mutuo, la tolerancia y empatía con otros modos de vida y formas de pensar, el vive y deja vivir, la solidaridad y otros tantos y tantos valores deben constituir el decorado, el fondo que enmarca esa permanente puesta en escena llamada educación, no formar un cuadro o un acto teatral aparte. No tiene sentido detraer tiempo de otras materias para impartir contenidos que deben formar parte sustancial de TODAS las asignaturas; no puede hablarse a un auditorio de adolescentes acerca del valor de la democracia una hora por semana si no son capaces siquiera de respetar el turno de palabra dentro y fuera del horario lectivo; no podemos hablar de tolerancia el ratito que nos obliga la ley cuando en el entorno escolar se descalifican opiniones (sin rebatirlas) y personas (sin escucharlas) , o cuando , para defender EPC, se cae en extender la sombra de la sospecha (conspiradores familiares, progenotores insensatos, extrema derecha) o en hacer chistecitos fáciles (¿vas a objetar a dibujo técnico también?) contra personas valientes que, equivocadas o no, hipersensibles en el tema o no, hacen lo que todos los ponentes han pedido a los padres: PARTICIPAR...
En suma, desde mi punto de vista, entiendo que empecinarse en imponer una materia absolutamente prescindible (prescindible porque sus contenidos deben aprehenderse en la cotidianeidad diaria y no en la excepcionalidad horaria programada) sólo puede llevarnos a no afrontar los verdaderos retos educativos en este país: el fracaso escolar, la integración de todo el alumnado, la violencia escolar, el desánimo del profesorado, etc ...



Algunos de los que trajeron este debate a Huesca. ¡Gracias!